Nacionales

Wálmaro: “Nicaragua es un país libre y no acepta agenda impuesta por los EEUU”

Compartir

En entrevista al medio de comunicación Sputnik el diputado sandinista, Wálmaro Gutiérrez, fue categórico en afirmar que Nicaragua es un país libre e independiente y no va a aceptar la agenda que impone los Estados Unidos.

“Nicaragua es un país con una moral sin rodillas, no es un Estado de Estados Unidos de Norteamérica, no somos una estrella de la bandera de las barras y las estrellas de Estados Unidos de Norteamérica”, precisó el diputado, presidente de la Comisión Económica del Parlamento Nacional.

“Hemos venido ejerciendo soberanía, independencia, autodeterminación en beneficio de la grande mayoría del pueblo nicaragüense y muy probablemente eso es lo que les incomoda a algunos sectores del establishment del Gobierno Norteamericano”, precisó Gutiérrez.

Gutiérrez subrayó que considera que Nicaragua es “un país ejemplo y un país insignia en la región latinoamericana”, dijo que hay confianza en que el país pueda revertir este año la tendencia negativa en la economía, generada desde 2018 sobre todo, a su juicio, por el fallido golpe de Estado, el impacto de los huracanes Eta y Iota en 2020 y la pandemia.

De Interés: Gobierno agradece respaldo del pueblo nicaragüense

“Creemos que vamos a tener la posibilidad de cerrar este 2021 con un crecimiento económico positivo que nosotros lo evaluamos entre el 2,5 y el 3,5%”, añadió. El diputado también se refirió a la inversión que el Gobierno de Nicaragua ejecuta en el desarrollo de la infraestructura sanitaria, lo cual permitió hacer frente ante la pandemia de COVID-19.

“Si no fuera por la importantísima inversión en salud donde nosotros pudimos garantizar la construcción de 19 nuevos hospitales y centros de salud de diferentes tipos en nuestro país— nosotros no hubiésemos tenido la oportunidad y la posibilidad de hacerle frente a este evento tan devastador que ha puesto de rodillas incluso a potencias internacionales como ha sido el COVID-19”.

Al hacer mención sobre las sanciones que Estados Unidos impuso contra un centenar de nicaragüenses vinculados al gobierno, dijo que son unas medidas agresivas que buscan imponer una agenda que Nicaragua no va a compartir. “Por el principio nosotros rechazamos y condenamos cualquier acto hostil que un país extranjero quiera imponerle a otro Estado libre, soberano e independiente como en este caso es el Estado de la República de Nicaragua”, agregó Wálmaro.

“Creemos que son medidas obviamente agresivas, injustas, desproporcionadas y que lejos de crear un clima de estabilidad, más bien lo que viene es a enrarecer una relación que debería de ser de cordialidad, de hermandad y de fraternidad entre las naciones”, manifestó.

Compartir