Internacionales

Vicepresidente de EEUU asegura que no será la primera ni la última en ocupar ese cargo

Compartir

La vicepresidente electa de EE.UU., Kamala Harris, celebró el pasado sábado su elección como primera mujer que llega a la Casa Blanca en la historia del país y prometió romper barreras para que otras mujeres puedan llegar a ese cargo.

En un emotivo discurso de victoria en Wilmington (Delaware), Harris agradeció a los estadounidenses haber votado por «la esperanza, la unidad, la decencia, la ciencia y la verdad», para dar pie a «un nuevo día» en el país.

Leer también: Biden pide unidad para el bienestar de los EEUU

«Aunque puede que yo vaya a ser la primera mujer en este cargo, no seré la última. Porque cada niña pequeña que nos está viendo esta noche ve que este es un país de posibilidades», afirmó Harris.

Vestida de blanco, como las sufragistas, el mismo año en el que se cumplió el centenario del derecho de las mujeres a votar en Estados Unidos, Harris aseguró que no habría llegado a donde está si no fuera por esas activistas, y por las millones de estadounidenses que participaron en las elecciones este año.

También homenajeó a las «generaciones de mujeres, mujeres negras, asiáticas, blancas, latinas y nativas estadounidenses de toda la historia, que han abierto el camino para el momento de esa noche.

Compartir