Curiosidades

Una tribu llora al príncipe Felipe el protector de sus cosechas

Compartir

Aldeanos de la isla de Tanna en Vanuatu, una pequeña nación en el sur del Pacífico, celebraron una ceremonia de duelo por el reciente fallecimiento del príncipe Felipe de Edimburgo, a quien veneran como el hijo de un dios local y lo consideran un protector de sus cosechas.

Los lugareños rindieron homenaje al difunto sosteniendo numerosos retratos suyos y bebiendo kava kava, una bebida tradicional y levemente tóxica de origen polinesio, basada en extracto de una raíz homónima con efectos sedantes y estimulantes.

Lee Aquí: Organizan en Tailandia funerales en vida para atraer la fortuna

«Dejamos que la kava despeje el camino para que su espíritu vuelva a vivir con nosotros. El mismo espíritu crecerá dentro de uno de sus familiares y un día volveremos a conectar a la gente de Tanna e Inglaterra», aseguró el jefe Jack Malia ante los miembros de su tribu, según citan medios locales.

Los antropólogos creen que el culto al príncipe Felipe se originó en los años 1960 luego de que algunos residentes de la zona visitaran Port Vila, y vieran enormes retratos de la reina Isabel II del Reino Unido junto a su consorte.Las imágenes quedaron inmediatamente asociadas con una leyenda sobre una deidad de piel clara, hijo del espíritu de una montaña local, quien cruzó los mares en busca de una poderosa reina blanca que vivía en el otro extremo del mundo.

Desde entonces, lo adoraron todos los días y rezaron para que bendiga sus cosechas de bananas y ñame y mantenga alejados los ciclones.

Compartir