Internacionales

Un muerto y seis heridos deja ataque terrorista en Nueva Zelandia

Compartir

La policía de Nueva Zelandia le disparó y mató a un partidario de ISIS que hirió al menos a seis personas en un «ataque terrorista» en un centro comercial en el suburbio de New Lynn en Auckland, dijeron las autoridades.

«Esta tarde aproximadamente a las 2:40 pm, un extremista violento llevó a cabo un ataque terrorista», dijo la primera ministra Jacinda Ardern en una conferencia de prensa el viernes por la tarde. «Este fue un ataque violento, no tenía sentido, y lamento mucho que haya sucedido».

Ardern agregó que el hombre era un ciudadano de Sri Lanka, un «partidario de la ideología de ISIS» y una «conocida amenaza a la seguridad». Estaba bajo constante vigilancia por parte de múltiples agencias gubernamentales, y el personal de seguridad pudo dispararle y matarlo en los primeros 60 segundos desde el inicio del ataque, dijo.

Lee Aquí: Biden recorre Louisiana para constatar daños causados por Ida

El atacante consiguió un cuchillo dentro de la tienda antes de que la policía le disparara, dijo el comisionado de policía de Nueva Zelandia, Andrew Coster, quien lo describió como un atacante solitario. El hombre murió en el lugar. Videos publicados en línea mostraban a compradores aterrorizados que salían corriendo del centro comercial LynnMall y buscaban protección a medida que se desarrollaba la situación.

Seis personas resultaron heridas, dijeron los equipos de emergencia, con tres de ellas en condición crítica. Policías fuertemente armados y ambulancias permanecen en el lugar, y las autoridades han acordonado las calles circundantes. El atacante llegó a Nueva Zelandia en 2011 y se convirtió en una persona de interés en octubre de 2016, dijeron las autoridades.

Ardern no compartió públicamente la identidad del hombre, pero dijo que había sido llevado ante la corte en el pasado y que las órdenes de supresión impedían que los funcionarios divulgaran cierta información sobre él. La primera ministra agregó que ella había estado «personalmente al tanto» del hombre antes del ataque y que las autoridades lo estaban monitoreando porque no podían mantenerlo en prisión.

Compartir