Internacionales

Trump se opone a retirar la estatua de Roosevelt la cual es considerada racista

Compartir

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que se oponía a retirar la imponente estatua de Theodore Roosevelt frente al Museo Americano de Historia Natural de la ciudad de Nueva York.
El museo anunció su intención de retirar esta estatua, en medio de protestas contra el racismo en todo Estados Unidos y el mundo después de la muerte de un hombre negro desarmado, George Floyd, bajo custodia policial el 25 de mayo en los Estados Unidos.
El museo dijo que hizo la petición al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y que éste accedió en medio de las manifestaciones nacionales contra el racismo y la brutalidad policial.
«Mientras luchamos por hacer frente a la búsqueda apasionada por justicia racial de nuestra institución, de nuestra ciudad y de nuestro país, creemos que retirar la estatua será un símbolo del progreso y de nuestro compromiso para construir y apoyar una comunidad del museo inclusiva e igualitaria y una sociedad más abierta», dijo Ellen Futter, presidenta del museo, en un comunicado.

Teddy Roosevelt, que fue presidente estadounidense de 1901 a 1909, es considerado uno de los primeros conservacionistas y naturalistas estadounidenses.
Pero su estatua de bronce, que desde la inauguración del museo en 1940 lo presenta poderoso, a caballo, junto a un negro y un indígena que lo flanquean a pie a cada lado, simboliza para muchos el colonialismo y la discriminación racial.
El alcalde aceptó la petición de retirar la imponente estatua de de la entrada del museo situada en Central Park West, frente a Central Park, según el comunicado
«El museo estadounidense de Historia Natural ha pedido retirar la estatua porque presenta explícitamente a negros e indígenas como subyugados y racialmente inferiores.», dijo de Blasio, citado en el texto. «Es la decisión correcta y el momento correcto para retirar esta estatua problemática», añadió el alcalde.
A este respecto, Trump opinó que «Es rídiculo. No lo hagas», en un mensaje en Twitter.
El bisnieto de Roosevelt, Theodore Roosevelt IV, fideicomisario del museo, estuvo de acuerdo. «El mundo no necesita estatuas, reliquias de otra época, que no reflejan los valores de la persona que quieren honrar ni los valores de igualdad y justicia», afirmó en el mismo comunicado.
Manifestantes que protestan contra el racismo en todo Estados Unidos han atacado estatuas de varias figuras históricas, incluido el navegante italiano Cristóbal Colón, presentado durante siglos como el «descubridor de América» pero considerado ahora por muchos como uno de los responsables del genocidio de indígenas, en Richmond, Virginia; en Boston, Massachusetts; y en Miami, Florida.
Manifestantes derribaron también el viernes por la noche en Washington DC la única estatua de un general confederado, Albert Pike, que había en la capital de Estados Unidos, en un acto que el presidente Donald Trump consideró una «desgracia» para el país.

Compartir