Curiosidades

Se extirpa la nariz y se amputa los dedos para tener apariencia diabólica

Compartir

El tatuador brasileño Michel Faro do Prado de 44 años de edad, ha decidido convertirse en la obra maestra de su esposa y para ello se ha comenzado a modificar el cuerpo para tener una apariencia cada vez más diabólica.

Su esposa Carol, con quien tiene un hijo, es especialista en modificación corporal y le ha ayudado en su estética diabólica, colocándole cuernos en la cabeza, implantes en su piel.

En un procedimiento sumamente peligroso, Michael se extirpó la nariz, se implantó colmillos plateados y se amputó dos dedos, para que de esa manera transformarse en una especie de “Satán humano”.

Lee Aquí: Pitón le muerde los genitales a un hombre en un inodoro

“En realidad tengo una buena resistencia al dolor, no creo que nada sea tan doloroso, sufro mucho más en los posoperatorios que en ese momento (…) Y la verdad es que hay cambios que sin anestesia sería casi imposible de hacer, me encantaría no sentir ningún dolor (…) Pero si tengo que sentir dolor, para lograr lo que quiero”

Pero en su afán de conquistar la perfección en su cuerpo, capaz que todavía falten muchas modificaciones corporales que tendrá que seguir aguantando con la misma valentía y optimismo con que lo ha hecho hasta ahora.

Compartir