Se emborrachan con alcohol gel

Las funcionarias de la cárcel Brians 1 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) han retirado el gel desinfectante del módulo de mujeres tras descubrir que lo utilizaban para emborracharse junto con Coca-Cola.

Las presas fueron sorprendidas en la biblioteca de la cárcel preparando sus tragos con los geles desinfectantes que se instalaron en el centro para evitar contagios por coronavirus. Los dispensadores han sido, según informa la SER Catalunya citando fuentes penitenciarias.

Pulse aquí: Ofrecen 20 mil dólares por tomar cerveza y recorrer sendero de los Apalaches

Lo cierto es que algunos de los geles hidroalcohólicos provienen de destilerías y bodegas donde se fabrica vino y licores, las cuales aprovecharon el confinamiento para buscar una alternativa a sus negocios cerrados por el estado de alarma. Sin embargo, su consumo es altamente peligroso para la salud.

Entre sus componentes pueden haber elementos tóxicos o corrosivos, como el cloruro de benzalconio al 0.1%. Este bactericida, por ejemplo, es un desinfectante para limpiar heridas.