Nacionales

Sandino El General Cooperativista

Compartir

Sandino, el General de Hombres y Mujeres Libres, de baja estatura, denotaba en su expresión el vigor de su carácter, el amor por su patria, su nacionalismo, y su entrega en cuerpo y alma en favor de los pobres y oprimidos.

Inspirado en su pequeño “Ejército Loco”, integrado por obreros y campesinos – muchos de ellos que no sabían ni leer ni escribir – buscaba crear un modelo económico – social con rostro humano y por eso dijo que se inclinaba “por un régimen de Cooperativas”.

Con su vitalidad y esfuerzo el 19 de febrero de 1934 creó la Central de Cooperativas del Río Coco Güigüilí” dirigida a garantizar la autosuficiencia alimentaria, a pesar que desde 1932, gestaba esta loca pero justa y humanitaria idea.

“No abandonaré mi lucha mientras falte un derecho para enderezar. Mi causa es la causa de mi pueblo, la causa de América, la causa de todos los pueblos oprimidos”, decía Sandino.

Y fue precisamente esos ideales humanistas, equitativos y socialista que llevó a Sandino a luchar por la igualdad, la justicia socio económica, la solidaridad, la colectividad y el bienestar ciudadano.

Para el General (inspiración de todos los tiempos y de todas las generaciones) la injusticia se ensañó sobre los más pobres, porque la tierra siempre había estado en manos de unos pocos.

Y cómo no ser inspiración de nuestras generaciones, si en medio de la pobreza en la montaña, construyó viviendas dignas para los campesinos.

Cómo no ser inspiración, si a raíz de la primera cooperativa que creó Sandino se instalaron otras cooperativas para trabajar, producir, consumir y convivir en términos solidarios, equitativos y justos.

Y fue esta primera cooperativa que dio paso a que los territorios liberados por el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional se promoviera la alfabetización para educar a los niños y a los adultos, pero sobre todo la creación de cooperativas que involucrara a miles de familias campesinas, que demostraron su capacidad de producir y mejorar su condición de vida.

Walter Castillo Sandino, destacó que un 19 de febrero de 1934, su abuelo, el General Augusto C. Sandino, viajó en un aeroplano desde Managua y sobrevoló la Cooperativa de Güigüilí y les lanzó a sus compañeros los medios de prensa que publicaban el decreto del Presidente de la República, Juan Bautista Sacaza, que autorizaba el funcionamiento de esta cooperativa.

Fue ahí que rápidamente floreció el cooperativismo inspirado por el valiente y siempre nacionalista Sandino.

Ha sido esa alianza de obreros, campesinos, artesanos, estudiantes, mineros y hasta profesionales que han convertido en realidad el sueño de nuestro Héroe Nacional.

Pero porque Cooperativa Río Coco en Güigüilí?

Precisamente porque esa Sección Central fue defendida por cerca de 100 combatientes campesinos y obreros, que nutrieron la patria de héroes y heroínas.

Y tras el reconocimiento legal de la primera cooperativa en Nicaragua, Sandino fue considerado como el Padre del Cooperativismo.

Por ello, la Asamblea Nacional el 10 de octubre del 2011 (precisamente hace 11 años) mediante Ley declaró el 19 de febrero como “Día Nacional del Cooperativismo en Nicaragua.

Pero la experiencia de esta cooperativa fue breve, ya que la Guardia Nacional una vez que asesinó a Sandino el 21 de febrero de 1934, también atacó y asesinó a muchos cooperados.

El legado cooperativista de Sandino

El legado de Sandino se mantiene vivo en los cooperativistas nicaragüenses, que toman su ejemplo para desarrollar y fortalecer su economía familiar y comunitaria.

Se estima que en la actualidad existen más de 5 mil cooperativas en todo el territorio nacional y se han constituido en uno de los principales motores de la economía.

“A 88 años de su paso a la inmortalidad del General Sandino vive en el corazón del cooperativismo en nuestra Patria y nos legó con su ejemplo inmortal que la soberanía no se discute se defiende con las armas en la mano”, recordó el diputado sandinista José Ignacio Balladares en la Asamblea Nacional.

Y es que las cooperativas inspiradas en el General, tienen rostro humano porque promueve la organización en el campo productivo, la búsqueda del desarrollo de los sectores empobrecido.

“La importancia de las cooperativas es que no solo es una forma de organización sino que son unas formas humanas del manejo de la economía porque en ella interviene la familia, la comunidad, la sociedad”, expresó en su momento el diputado Douglas Alemán, fundador de las cooperativas de ahorro y crédito rural en Chontales, de Productores de Leche (Chontalac), entre otras,

Las cooperativas han contribuido enormemente a la economía de las familias, así como a las exportaciones.

Las cooperativas se fortalecen

Hoy en día, los cooperativistas tienen el reto de mejorar la calidad de sus productos, acceder eficientemente a los mercado, adopción de tecnologías apropiadas y capacitación de los recursos humanos.

Y eso se debe a que Sandino buscó soluciones al desempleo y a la presión económica que afectaba a sus soldados, quería hombres y mujeres libres de verdad.

Todo ello se lograba con cooperativa solidaria, justa, con riquezas locales para el beneficio propio y de esta manera cambiar la estructura socio económica del país.

Desde el año 2007, el sueño de Sandino sobre el cooperativismo está más vigente que nunca, las familias hoy se organizan y trabajan por su propio bien, de la mano siempre con el gobierno.

Ha sido el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional el que se ha preocupado y ha fomentado la organización local, aplicando políticas públicas, titulación, financiamiento, acompañamiento técnico.

Y lo podemos ver a través de programas como Usura Cero que llega a mujeres asociadas en grupos solidarios, los Bancos comunitarios de semillas, los programas que ejecuta el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa.

Hoy el sueño de Sandino se hace realidad, aunque hay mucho camino por recorrer, las familias se organizan e impulsan sus economías.

El camino no es fácil, a diario se aprende, se cree y se confía en la capacidad de los seres humanos en crear sus propias iniciativas.

A 88 años de su cobarde asesinato, Sandino vive, en cada una de las cooperativas que fueron su inspiración.

La muerte de Sandino no significó la desaparición de su lucha, de sus sueños y se ha fortalecido aún más.

Hoy Nicaragua entera evoca al General de Hombres y Mujeres Libre, al Héroe de la Patria, al hombre que con su lucha inspiró a los obreros y campesinos, a las mujeres, a los niños, a los jóvenes.

Hoy los cooperativistas inspirados en Sandino, avanzan y siguen adelante, porque la sangre derramada por el General no fue en vano.

Hoy la semilla de Sandino germina en cada una de las miles de cooperativas que surgen y han surgido en su ¡NICARAGUA LIBRE!.

Compartir