Nacionales

Rosario recuerda el 49 aniversario del Terremoto de Managua

Compartir

La Vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, recordó que este jueves 23 de diciembre se conmemoran 49 años del terremoto de Managua, y envió un abrazo a todas las familias cuyos parientes pasaron a otro plano de vida ese día.

«Nunca vamos a olvidar cuando pasábamos por algunos lugares todavía, dos, tres días después, porque nadie atendía esos temas, las manitos que salían todavía moviéndose en los lugares donde se derrumbaron edificios que eran nuevos, edificios que se construían sin apego a ninguna norma, y donde los constructores no usan los materiales, no ponían para quedarse con más materiales que supuestamente eran de rigor sobre todo indispensable en una ciudad, en un país sísmico», expresó Rosario.

Indicó que «todo ese centro de Managua es un gran cementerio, porque la dictadura, la tiranía nunca dio a conocer las cifras exactas de fallecidos o desaparecidos».

De Interés: Rosario Murillo saluda a las familias en esta navidad

Rosario Murillo, narró que «la mañana del día 23 me tocó buscar a mis familiares y fuimos a lo que eran los patios del Hospital El Retiro, y estaban llenos de personas que supuestamente eran pacientes que habían sido rescatados del edificio que se derrumbaba y estaba allí en los patios hospital, y yo iba acompañada del conductor que trabaja en la Dirección de la Prensa, Don Francisco, entonces yo le pregunté, ¿Y don Francisco son enfermos?, no me dice, son muertos, era como una película de guerra el montón de muertos sobre el suelo, el montón de muertos en todas partes, el montón de familias que rescataba a sus muertos por sus ventas a cómo podían».

«Una de las personas de los hermanos que compareció ayer en el Programa de Alberto Mora y hoy estuvo en el acto de recordación  que hicimos esta mañana, compañero Aldo Palacio, perdió casi toda su familia, yo lo conozco a ellos por amiga su mamá doña Marruca que todavía vive gracias a Dios de mi mamá y le encontré en a media cuadra del Palacio de Comunicaciones o cuadra y media donde vivían ellos, creo que es la calle Calendaria, y estaba doña Marruca sentada en una silla de aquellas de aluminio con tira, con sus muertos alrededor», relató la vicegobernante.

«Son esos recuerdos que se le viene a uno cada aniversario, y como vamos al 50 aniversario, por un lado vamos a dar gracias a Dios por habernos permitido vivir y recuperar la alegría, las ganas de vivir, y transcender las tragedias, los dolores, los sufrimientos, transcender ¿Qué quiere decir?, que siempre más allá, es que de ese material espiritual y humano estamos hechos los nicaragüenses somos capaces, gracias a Dios que nos da esa fortaleza de espíritu», agregó Rosario Murillo.

Compartir