Nacionales

ROSARIO: 2021 año de Esperanza y de Victorias donde Nicaragua siga siendo ejemplo de unidad

Compartir

El Gobierno Sandinista a través de la vicepresidente, Rosario Murillo envió este jueves un mensaje de fin de año a todas las familias nicaragüenses, en el cual destaca los retos y desafíos en unidad que hay que enfrentar en el 2021.

La vicegobernante destacó que se deja un año de grandes pruebas, donde se comprueba que el hombre propone y Dios es el que dispone, pero también enseña como sortear los obstáculos.

Murillo, dijo que a pesar de las sombras que cobijó el 2020 se ha aprendido en sentido de solidaridad, familia y comunidad. “En esta pequeña parcela del planeta, nuestra querida Nicaragua, nos corresponde trabajar en unidad”, agregando que a lo largo de la historia se ha podido enfrentar desafíos y superarlos.

Lee Aquí: Mensaje de Año Nuevo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional

La vicemandataria destacó que el desafío más grande de la humanidad y que ha asumido Nicaragua es la paz. “Tenemos derecho a vivir en paz, somos un país pequeño, pero un pueblo grande que ama la paz”.

Se refirió a que en Nicaragua no existen conflictos, tal y como algunos que mantiene odio en su corazón lo pregonan, añadiendo que sólo existe una Nicaragua que avanza consciente de lo que pasa en el planeta.

Dijo que el pueblo nicaragüense es solidario. “Venimos de un legado de honor nacional y patriotismo y vamos a consolidar desde ese legado, paz, solidaridad y prosperidad.

Recalcó que el respeto es fundamental aunque no todos piensen igual. “Somos nicaragüenses y nuestra cultura celebra la vida. Queremos valores sólidos e ideales que se alcancen caminando. Que los sueños y decisiones de los nicaragüenses se respeten. Somos constructores de paz”.

Rosario precisó en el mensaje al año que se deja con sus luces y sombras y las esperanza y victorias que se proyectan para el 2021. Se refirió a la pandemia como enfermedad, pero la pandemia que tiene que ver con la sordera del alma, la pandemia que reduce y confina en la falta de entendimiento. El 2021 debe ser el año de esperanza y de victorias, pilares fundamentales y seguir siendo una Nicaragua ejemplo de unida, familia y comunidad.

Compartir