Posiciones sexuales con las que se quema más calorías

Te has preguntado alguna vez además de satisfacerte íntimamente, ¿Que otros beneficios tiene practicar el sexo con tu pareja? En este artículo te daremos a conocer las posiciones sexuales que queman más caloría y de esa manera sacarle provecho al acto sexual.

En ese sentido, existen ciertas posturas sexuales que nos hacen quemar más calorías que otras. Posiciones que no solo fomentan el placer sexual con la pareja, también nos ayudan a tonificar y fortalecer los músculos.

LEER MÁS: ¿Cómo alcanzar un triorgasmo con tu pareja?

Vaquera
Si quieres ejercitar tus glúteos, caderas, piernas y abdomen bajo, además de tomar el control de la situación, ¡esta posición es perfecta para ti! Sólo debes sentarte encima de tu pareja, de enfrente o de espaldas y moverte hacia atrás, hacia adelante, o en movimientos circulares mientras él permanece recostado.

La araña (o cangrejo)
Esta posición sexual te ayudará a tonificar tus brazos, glúteos, abdomen ¡y a quemar muchas calorías! Siéntense uno frente al otro, apoyándose hacia atrás con los brazos, tus caderas deberán estar entre sus piernas. Ambos tendrán las rodillas flexionadas y los pies sobre la cama para moverse hacia atrás y adelante al mismo ritmo.

De perrito
Además de que a ellos les encanta, con esta posición ejercitarás el abdomen, la espalda baja ¡y hasta los brazos! Para hacerla más fit, baja un poco los hombros y levántate como si hicieras lagartijas con el pecho apoyado en la cama y levantando los glúteos lo más que puedas mientras dejas que él te penetre por atrás.

Tubo
Pídele a tu galán que se recueste sobre su espalda y doble una de sus piernas mientras mantienes la otra estirada. Toma una de las rodillas de tu pareja y móntate sobre él, dándole la espalda mientras te impulsas con tus piernas y tu cadera para moverte hacia arriba y abajo. ¿Las áreas beneficiadas? Los glúteos, piernas y abdomen.

De pie
Esta es otra de las mejores posiciones sexuales para quemar calorías y fortalecer los músculos internos de tus muslos. Para mejores resultados, te recomendamos que él te sostenga mientras subes tus dos piernas, o al menos una de ellas abrazando la cadera de tu galán. Para que sea más fácil para ti, te sugerimos que te recargues en una pared.

Comments are closed.