Posiciones sexuales que ayudan a crecer el trasero

Las relaciones sexuales, son parte de una buena salud. Pero, ¿qué pasa cuando además de favorecer el sistema inmunitario también contribuyen a la belleza? Así es, hay posiciones sexuales que te harán tener el trasero más grande que JLo. Creéme, no vas a querer sacar estas tres de tu lista.

Cuando hablamos de posiciones sexuales, hablamos de dejar atrás cualquier tipo de prejuicio y de verdad disfrutar cada momento durante el acto.

LEER MÁS: Conoce el significado de los besos en el cuello

Sin embargo, hay posiciones que además de que te harán alcanzar el orgasmo, también aumentan los glúteos. Claro, hay que realizarlas de forma frecuente y combinarlas con una buena alimentación, para mejores resultados.

POSICIONES SEXUALES PARA EL TRASERO
Cabe destacar, que las siguientes posiciones sexuales no solo harán que tengas un trasero más grande que el de JLo, también ayuda a tonificar y, desde luego, bajar esas calorías que ya no sabes como eliminar. Veamos:

ORAL DE PERRITO
Esta posición es de las más efectivas para mantener en forma el trasero y, ni siquiera es complicada. Para empezar, la mujer se coloca de pie y se inclina, de tal manera que simule la posición sexual de perrito, pero doblar las rodillas. Posteriormente, él se coloca detrás y de rodillas para proceder a realizar un oral.

VAQUERA A LA INVERSA
Sin duda, la Vaquera inversa, no puede faltar en la lista, aquí entre más muevas el trasero mucho mejor. El hombre se coloca boca arriba y la mujer se monta de espaldas, es ella quien lleva el control y entre más acelere el paso, mucho mejor. Eso sí, es importante que las cuclillas estén en la misma posición para tener buenos resultados.

EL 69 INVERTIDO
Es importante destacar que esta posición sexual es una de las favoritas de los hombres, pues, permite una penetración profunda. La mujer se coloca boca abajo, con el trasero elevado y el hombre se coloca boca abajo también pero del lado contrario. De tal manera, que las piernas de la mujer queden en la cabeza de él.

Esto permitirá que las nalgas se aprieten, tanto ella al hacer fuerza, como él al introducir el miembro. Por otro lado, para la mujer resulta muy satisfactoria la fricción que hay en el clítoris.

Comments are closed.