Por ser tan gordo, un estafador se salva de ir a prisión

Barry Beardall, de 74 años, recibió el equivalente una multa millonaria como parte de una estafa que él y otros 2 sujetos le hicieron a un irlandés.

Al estafador, que pesa 177 kilos, lo iban a enviar a prisión, pero el juez del caso decidió darle libertad condicional por 2 años al considerar que su obesidad sería un problema para los guardias de seguridad.

Leer también: Trozo de carne cruda “cobra vida” y se mueve

De acuerdo con medios locales, el juez señaló que enviar a Barry a la cárcel significaría “una enorme interrupción en el servicio penitenciario”, pues su salud está deteriorada y necesitaría cuidadores hasta para ayudarlo a salir de la cama.

Sobre la estafa que Barry y otros dos hombres que aún no han sido identificados le robaron un total de 13 000 libras de esterlinas a John Ryan. La víctima hizo 3 transferencias a distintas cuentas bancarias, y una de ellas resultó ser la de Barry, quien en 2018 ya había sido acusado de lavado de dinero.