Nacionales

Pdte. de Nicaragua aboga por invertir más en salud y menos en bombas atómicas

Compartir

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, saludó y felicitó al Cuerpo Médico Militar del Ejército de Nicaragua por conmemorar este miércoles el 41 aniversario de su fundación y dijo que frente a la pandemia del coronavirus, los países desarrollados deberían de invertir menos en armas y más en salud.

“Saludamos y felicitamos a los compañeros y compañeras del Cuerpo Médico Militar, nos solidarizamos con las familias que han tenido hermanos y hermanas que han fallecido por causas del virus y otras causas en cumplimiento del deber y les decimos que ustedes queridos hermanos merecen todo nuestro respeto, todo nuestro reconocimiento, como hombres y mujeres que están dispuestos a dar la vida, en el combate por la defensa de la vida de los hermanos nicaragüenses que tienen que acudir al sistema de salud, que tienen que acudir a los servicios médicos militar”, dijo el presidente Ortega, al señalar que el cuerpo médico militar se fundó el 19 de agosto de 1979.

Frente a la pandemia por el COVID 19, dijo que existe una enorme presión y desafío, por su impacto global, porque no se limita a una región o a un continente, además por el pánico que se ha sembrado y que ha llevado a la parálisis del planeta.

“Pero qué increíble, que países desarrollados, los mismos Estados Unidos de Norteamérica se encontraban y se encuentran todavía pasando grandes dificultades para contar con suficientes instrumentos, para auxiliar a las personas que se encuentran en estado crítico. Pero aún, no tienen suficiente camas para colocar ahí a los pacientes que ya demandan atención hospitalaria frente a este virus”, indicó.

Agregó que ante esta situación de coronavirus deja con claridad que países como Estados Unidos habían trabajado para su propio bienestar, pensando en que si la gente comía bien y era adinerada era suficiente y que la gente de menos recursos eran las que podían enfermarse o morirse, pero el virus no ha hecho diferencia en clases sociales.

Leer también: Presidente Daniel saluda a la Fuerza Naval en el 40 aniversario de su fundación

“Y de qué le sirven las bombas atómicas, van a lanzarles bombas atómicas al virus, van a utilizar sus armas más sofisticadas y las que siguen desarrollando para dominar el espacio, las van a utilizar para destruir el virus”, indicó.

La siembra del pánico por el coronavirus, paralizó la economía, el comercio y mandaron a todo el mundo a encerrarse en sus viviendas, cuando en realidad lo que se tenía que hacer era tomar medidas que permitiera que menos personas fallecieran y atender a la mayor cantidad de ciudadanos afectados.

“Pero es que ahí fue donde el espejismo chocó con la realidad, porque se descubrió que en países que se suponía que tenían suficientes camas para atender a los pacientes (…) cuando aparece este virus y la gente busca la atención, se encuentran con que hospitales en países desarrollados no tienen suficientes camas y esto lo hemos visto en las tomas de la televisión, lo que demuestra que tiene que revisarse a profundidad el tema de la salud a nivel mundial y en particular tiene que revisarlo y plantarse nuevas estrategia” dijo.

El mandatario nicaragüense indicó que toda esta situación debe de llevar a la conclusión que en lugar de llenar de bombas atómicas el planeta hay que destinarlo en atención médica, trabajo, alimentación, educación para que se pueda consolidar la medicina preventiva.

“Y frente a esta experiencia que ha paralizado al mundo (…) entonces en lugar de estar invirtiendo en más bombas atómicas que de poco sirven frente a ataques como estos hay que invertir también en hospitales, en puestos de salud, en centros de salud, en tecnologías”, exhortó.

Leer aquí: Instituto Méchnikov: El centro de vanguardia que fabricará la vacuna rusa en Nicaragua

La lección que hay que sacar de la epidemia es que el mundo capitalista se creía invencible porque ha sido poseedor y es poseedor del poder económico, del poder militar, del desarrollo de la ciencia y tecnología, afirmó el presidente Ortega, al indicar que esa seguridad ya no existe desde el momento en que se instaló la pandemia.

“Y aquí en nuestro país ya sabemos, los esfuerzos que se han hecho con grandes limitaciones, el daño que ha sufrido la economía, en 2018 dañada la economía, y 2019 veníamos levantando y ahora en 2020 dañada nuevamente la economía. No solamente en Nicaragua, en el mundo, pero claro un país, entre más pobre menos recurso, más daño le provoca una situación como esta”, dijo.

Y con las limitadas posibilidades de Nicaragua “hicimos un plan como estado, para enfrentar esta pandemia y ahí todo el sistema de salud, y hemos hecho reconocimiento al sistema de salud nacional, al sistema salud público, al sistema de salud privado. Y y en este caso particular tenemos que hacer un reconocimiento al sistema de salud del Cuerpo Médico del Ejército de Nicaragua, del cuerpo médico militar, y cómo nos consta cómo batallaron como siguen batallando no solamente contra el virus”.

“Pero se hizo un sobreesfuerzo y se continua haciendo un sobreesfuerzo, tensionando al máximo, falleciendo algunos hermanos médicos también, como efecto del virus, indiscutiblemente el médico está metido ahí donde está el peligro, donde está el riesgo y no ha habido médico que titubee o médico que diga ´yo no voy a atender´, sino que ha habido una gran firmeza, una gran fortaleza, una gran dignidad y una gran lealtad en la defensa de la vida de los nicaraguenses y esto se lo reconocemos en particular al Cuerpo Médico Militar y al Hospital Militar por los servicios que está brindando frente a esta pandemia” resaltó el gobernante.

Compartir