Pdte. Daniel conmemora el 41 aniversario del Ejército de Nicaragua

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, conmemoró el 41 aniversario de constitución del Ejército de Nicaragua, reconociendo la labor que éstos han realizado en la lucha contra el coronavirus, en la defensa de la soberanía nacional, lucha contra el narcotráfico y otros.

Te puede interesar: Ejército ha aportado soberanía, independencia y seguridad en estos 41 años

El mandatario recordó a los 5 efectivos militares que desaparecieron cuando rescataron y salvaron a 10 personas que se encontraban en alta mar.

“No se ha suspendido la búsqueda, se mantiene la búsqueda, se amplía la búsqueda hacia otros punto, hacia otros sitios y le rogamos a Dios que los tenga con vida y que puedan regresar a sus familias”, expresó.

Durante el acto, el presidente destacó la orden Augusto Sandino en su máximo grado Batalla de San Jacinto que se le entregó este día al ejército a través de sus diferentes unidades militares como la Brigada de Infantería Mecanizada, al Estado Mayor de la Defensa, Cuerpo Médico Militar, Brigada de Rescate Humanitaria, Industria militar, Cuerpo de Ingenieros, Escuela Nacional de Sargento, Regimiento de comandancia y la Policía Militar, por su labor frente al coronavirus.

Recordó, que los países desarrollados no han invertido en servicios médicos y las personas que no tienen dinero no son atendidas en las unidades de salud.

Leer más: Ejército no detiene su ardua batalla contra la Covid–19

“Esta pandemia lo que ha hecho es sorprender, a quién ha sorprendido?. A los países más desarrollados, por su potencial militar, se creían que ya estaban ellos totalmente libres de cualquier pandemia”, indicó al agregar que estos países creían que el coronavirus solo golpearía a los países más pobres, incluyendo Africa.

“La riqueza los había llenado de soberbia y creo que todavía les cuesta entender que no hay riqueza que valga frente a epidemia como ésta”, dijo

El mandatario nicaragüense manifestó que es el momento en que hay que tomar conciencia mundial, porque la solución la tienen que encontrar los países más poderosos, las grandes potencias.

“Si no hay un cambio radical en el modelo de desarrollo económico, social, que ponga en primer lugar la salud, que asegure la salud para todos los ciudadanos, en cualquier momento viene otra pandemia, viene otro virus” aseveró.

En su intervención, manifestó que quienes se están lucrando en estas condiciones, son las empresas, los grandes laboratorios, incluso están en la competencia de ver quién sale primero con la vacuna. Y algunos países con mayor poder adquisitivo han encargado la compra de millones de vacunas, mientras que los más pobres no lo pueden hacer.

“Aquí, nosotros no podemos decir ya, ya se acabó la epidemia, no podemos confiarnos, hay que mantener cuidado, las indicaciones que nos dan los médicos, las indicaciones que dan el sistema de salud”, indicó.

También hizo referencia de los países desarrollados que frente a la pandemia encerraron a los niños en sus hogares, sin embargo, ahora ya están regresando a las escuelas tomando las medidas de seguridad.

“Lo importante es que la población aquí ha logrado mantener el ritmo de trabajo, de preparación de superación de cara a la actividad productiva agropecuaria”, refirió

Y hoy más que nunca, señaló que los nicaragüenses deben de acercarse, para trabajar, para producir, mejorar la economía y seguir construyendo hospitales, caminos, carreteras y otros.

Felicitó a las familias nicaraguenses por enfrentar esta pandemia, por no aterrorizarse y solidarizarse unos a los otros.

“Y la manera de enfrentar la pandemia, hay que cambiar el modelo económico, social, político partiendo del principio del comercio justo, del respeto a la asimetría entre las diferentes economía», precisó.

“Honor y gloria para los que quedaron sin brazos, quedaron sin pie, quedaron ciegos, como resultado de las agresiones terroristas que sufrió el pueblo nicaragüense y que sufrían los soldados del ejército. Honor y gloria para las madres que sobreviven a sus hijos, para los hijos que sobreviven a sus padres, para las familias de los lisiados de guerra y para las familias de los retirados del ejercito y para esos héroes que dieron todo, que dieron su vida”, acotó.