Farandula

Naya Rivera fue enterrada en Los Ángeles casi dos semanas después de su muerte

Compartir

Naya Rivera desapareció el pasado 8 de julio en el lago Piru de California, mientras paseaba con su hijo Josey. La búsqueda de la actriz inició cuando ella no regresó el bote que había alquilado por tres horas.

Las autoridades encontraron al pequeño de 4 años solo en el bote con su chaleco salvavidas. Otro chaleco de talla adulta se encontró junto a él. Cinco días después, las autoridades confirmaron que Rivera había muerto luego de encontrar su cuerpo en el agua.

Leer también: Programa Bismarck Martínez ha entregado 18 mil lotes en Nicaragua

El ex esposo de Rivera y el padre de Josey, Ryan Dorsey, reflexionó sobre Rivera como una madre en un emotivo mensaje compartido en Instagram.

«Estoy agradecido por nuestros tiempos y nuestro viaje que nos unió y nos dio el niño más dulce e inteligente que pudimos esperar», escribió. «Recuerdo que a veces solías enojarte conmigo, ‘Ryan, ¿puedes dejar de publicar en Snapchat?’ Jaja. Me alegro de no haberte escuchado porque tengo cientos y probablemente miles de fotos y videos que Josey tendrá para siempre y sé que su mamá lo amaba más que a la vida, y cuánto nos divertimos juntos mientras él crecía«.

«La vida se trata de buenos y malos tiempos», continuó, «pero con Josey hace que las cosas malas sean un poco menos, porque una parte de ti siempre estará con nosotros. Nunca olvidará de dónde vino. Te extrañamos. Siempre te amaremos«.

Este 30 de julio, se confirmó que la estrella de 33 años fue enterrada en Los Ángeles.

Compartir