Curiosidades

Muere “virgen” por tradición familiar

Compartir

Stana Cerovic murió a los 85 años, tras permanecer soltera toda su vida por una tradición medieval que persiste en la sociedad rural de Los Balcanes. Al fallecer a edad prematura los descendientes varones de la familia, Stana le prometió a su padre cuando era niña que sería ella quien preservaría el apellido familiar.

Sin embargo, eso tenía un costo: vestirse como varón, socializar con otros hombres, trabajar en campos y ante todo, no casarse nunca.

Lee Aquí: Maestra logra que sus alumnos enciendan la cámara y se vuelve viral

Nunca quebrantó la promesa y murió a los 85 años siendo la última virgen prometida de Montenegro, que le implicó mantenerse soltera y no tener relaciones sexuales durante toda su existencia.

Las Burrneshasor o vírgenes prometidas, son un fenómeno típico de la sociedad rural de Montenegro, Albania del Norte y Kosovo, donde las familias sin hijos varones transformaban a sus hijas en hombres para preservar el apellido. La hija más joven era obligada a cortarse el pelo, vestir ropa masculina y jurar, sobre todo, no casarse nunca y no tener relaciones sexuales.

Compartir