Moreno deja Quito y se instala en Guayaquil ante aumento de protestas

La tensión que ha reinado en Quito, Ecuador y la gran marcha indígena anunciada para el miércoles, ha obligado al presidente Lenín Moreno a abandonar la capital y trasladar la sede del gobierno a Guayaquil,

Las protestan han ido en aumento, al punto que los manifestantes se han tomado la sede de la Contraloría General del Estado y también han logrado superar las barreras que protegen a la Asamblea Nacional.

En una alocución televisiva que denotaba el momento crucial que vive el país y rodeado de la cúpula militar, el mandatario andino anunció el traslado de la sede del gobierno hasta Guayaquil, cerca de la costa, basándose en sus atribuciones constitucionales y anteponiendo «la paz y el bienestar de los ecuatorianos a mi propio bienestar».

Moreno enfatizó que «lo que ha sucedido estos días no es una manifestación social de descontento frente a una decisión de gobierno. No, los saqueos, el vandalismo y la violencia demuestran que aquí hay una intención política organizada para desestabilizar el gobierno y romper el orden democrático», y sostuvo que la eliminación al subsidio de los combustibles y que el detonante de las manifestaciones se mantiene estable y sin ningún cambio.

Comments are closed.