Internacionales

Merkel pacta endurecer las medidas en Alemania que van confinamientos y prohibición de reuniones

Compartir

Alemania reforzará las restricciones sociales y económicas para frenar la pandemia de coronavirus ante los pobres resultados logrados con las ya impuestas. La decisión, previsible ante el avance sostenido de nuevos contagios y fallecimientos, fue consensuada por la canciller Angela Merkel y los ministros presidentes de los ‘Länder’ en una reunión que arrancó como una carrera de obstáculos.

Uno de los más importantes fue el establecimiento de confinamientos perimetrales en las regiones con alta incidencia de Covid-19, una propuesta de la canciller que contó con la resistencia de algunos estados federados. Los datos epidemiológicos de los últimos días, que se mantienen en valores históricos, la detección en Reino Unido y Sudáfrica de una mutación del virus altamente contagiosa y una campaña de vacunación a trompicones terminaron por inclinar la balanza a favor de la canciller.

Merkel había preparado bien la conferencia de ministros presidentes. A diferencia de las anteriores, les organizó la víspera una reunión telemática con unos 60 científicos de referencia, entre ellos el presidente del Instituto Robert Koch de epidemiología, Lothar Wieler; el virólogo Christian Drosten y Viola Priesemann, del Instituto Max-Planck. En ese debate previo a la negociación política, todos los científicos abogaron por un endurecimiento de las restricciones.

Lee Aquí: Intervienen una residencia de ancianos con 55 casos positivos de Covid después de haberse puesto la vacuna

El confinamiento perimetral será automático en todas las zonas donde la incidencia de coronavirus supere los 200 nuevos casos por cada 100 mil habitantes en siete días. En esos núcleos poblacionales, la movilidad de los ciudadanos se restringirá a un radio de 15 kilómetros del domicilio. Se trata de la medida contra la movilidad más radical adoptada en Alemania desde que estallara la pandemia a primeros del pasado año.

No había elección. Pese al ligero descenso en la curva de contagios detectado durante las fiestas navideñas, con un pico de 1.119 muertes el 30 de diciembre, el RKI computó en las últimas 24 horas 11.897 infecciones y un 944 fallecimientos. En total se han confirmado en Alemania un millón 878.410 casos de Covid-19 y 35.518 víctimas mortales.

La media de contagios en lo que va de año por es de 134,7 por cada 100 mil habitantes, el más alto desde Navidades, lo que sitúa la ratio en un valor de 0,85. Eso significa que cien infectados pueden contagiar a otros 85.

Compartir