Nacionales

Mensaje de Nicaragua en la 76ª Asamblea General de la ONU

Compartir

En su intervención en la 76ª Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, dio a conocer el mensaje del gobierno entorno a la situación que vive el mundo debido a la pandemia, por lo cual deben ser tiempos en que se pone a prueba la Fortaleza, la Fe y la solidaridad de la Humanidad entera.

«Transmitimos la solidaridad y condolencias del compañero Presidente de Nicaragua Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Vicepresidenta Rosario Murillo a las Familias en todo el Mundo que sufren las graves consecuencias del COVID-19 que han perdido a seres queridos».

El mensaje del Gobierno de Nicaragua, señala que es inaceptable el acaparamiento deshumanizado de vacunas para el COVID-19 por parte de los países desarrollados, que impide su distribución justa y equitativa para todos, incluyendo a los países en desarrollo, precisando que es necesario y justo garantizar la transferencia de la tecnología, y de recursos financieros, así como, declarar las vacunas un bien común de la humanidad.

Se enfatizó en que la pandemia que afecta a todos los países de la Tierra, ha evidenciado la necesidad de crear un nuevo Modelo Económico Internacional, fundamentado en inclusión, equidad, justicia social, igualdad respetuosa entre los Estados y Gobiernos, priorizando la erradicación de la pobreza, salud, como derechos universales de la humanidad; demandando que los recursos que se destinan para la guerra, la agresión y desestabilización de los países, se dispongan con espíritu humanista para la vida y para la paz, la seguridad y el progreso de los pueblos.

Es evidente que las guerras e intervenciones promovidas y realizadas por las Potencias Occidentales, violentan la soberanía de los pueblos, y condenan al exilio a millones de niños, mujeres y grupos vulnerables.

Leer Aquí: Nicaragua agradece a España por donación de vacunas AstraZeneca

El mensaje indica la conmemoración de los 200 años de la primera Independencia de Nicaragua y los pueblos centroamericanos, añadoendo que son dos siglos de Lucha por la Soberanía. Nicaragua es un Estado libre, independiente, soberano, pero aún persisten fuerzas imperiales que atentan contra nuestros proyectos de desarrollo, que socavan nuestros esfuerzos para cumplir con la Agenda 2030 y la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre todo para la erradicación de la Pobreza, que es la Pandemia más cruel que tiene el mundo.

Ante esto se requiere urgentemente unas Naciones Unidas que velen por la Paz, Justicia, Seguridad y respuestas integrales en beneficio de la Humanidad, cumpliendo con los compromisos que los Estados tienen con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Solo con una alianza mundial responsable, en las que los poderosos respeten el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas, se podrá contrarrestar los impactos de otras pandemias que imponen algunas potencias en perjuicio de la paz, la seguridad internacionales, la independencia, soberanía de los Estados y la autodeterminación de los Pueblos.

«Sigue vigente la reinvención de la Organización de Naciones Unidas, como lo propuso en nombre de Nicaragua el Compañero Sacerdote y Canciller nicaragüense, Miguel D’Escoto, durante su Presidencia de esta Asamblea General en el año 2008. Reiteramos nuestro apoyo a la posición común de África contenidas en el consenso de Ezulwini y la declaración de Sirte en el proceso de reformas en Naciones Unidas».

El mensaje contundente expresa que Nicaragua continuará defendiendo el Multi-lateralismo, construyendo relaciones basadas en el respeto, la igualdad soberana, la solidaridad y la cooperación mutua y cumpliendo los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, la no injerencia en los asuntos internos y el respeto al derecho.

«Nicaragua también aboga por un desarme general y completo, está a favor de la eliminación total de las armas nucleares para beneficio de la humanidad».

Es inaceptable que en medio de esta Pandemia, se continúan modernizando armas de destrucción masiva poniendo en peligro a la humanidad entera.

Se precisó que Nicaragua es parte del Tratado de Tlatelolco, donde hay un compromiso de hace no permitir que país alguno de América Latina y el Caribe, logre desarrollar armas nucleares.

Damos la bienvenida a la entrada en vigor del histórico Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, que prohíbe por primera vez la existencia y su uso.

En relación con Afganistán, insistimos en que prevalezca la Paz. Estados Unidos y los Países europeos deben actuar con racionalidad y con responsabilidad, apelando a que renuncien y desistan de su Cultura y prácticas de Guerra.

De Interés: Nicaragua estable relaciones diplomáticas con la República de Chad

Las lecciones de Afganistán, son claras, ni Intervención, ni las Sanciones Coercitivas Unilaterales funcionan, son políticas fallidas, y las Potencias tienen que encontrar el camino de paz y de respeto al derecho internacional.

Nicaragua continuará promoviendo una cultura de paz, de convivencia pacífica entre los países hermanos que conformamos la Organización de las Naciones Unidas, y seguiremos siendo en Centroamérica y la región un factor de estabilidad, paz y seguridad regional.

Los países miembros de la ONU, debemos de continuar haciendo esfuerzos para que las potencias occidentales detengan y desistan de las políticas y acciones belicistas, del uso o la amenaza del uso de la fuerza.

«Reafirmamos la búsqueda del anhelado Entendimiento, la convivencia pacífica entre Naciones, debemos continuar promoviendo la Cultura de Paz».

reconociendo el principio de la solución pacífica de las controversias internacionales. Las ilegales Medidas Coercitivas Unilaterales deben cesar de inmediato ya que constituyen un obstáculo salvaje para la erradicación de la Pobreza y para avanzar hacia el Desarrollo Sostenible.

En tiempos de Pandemia, estas medidas se convierten en crimen de lesa humanidad, por parte de quien las impone.

Nicaragua se une a los pueblos del mundo para reafirmar de forma fraterna y solidaria su rechazo al inhumano, ilegal, inmoral e injusto bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos al hermano pueblo y gobierno de Cuba. un pueblo extraordinario. «Reiteramos nuestra solidaridad militante con la Hermana República Bolivariana de Venezuela, su Pueblo Bolivariano, y el Constitucional y Legítimo Gobierno del Presidente Nicolás Maduro.

Se abordó los desafíos que impone la amenaza del Cambio Climático y su impacto devastador, en particular, en los países en desarrollo, la cual estará presente aún después de haber superado la pandemia del COVID19 y recuperada la economía. Considerando que urgen resultados concretos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow, que estén basados en el principio de Responsabilidades Comunes Pero Diferenciadas, que se fortalezca la responsabilidad y el cumplimiento de los compromisos con la Justicia Climática y la indispensable Política de Reparación convertida en cooperación directa e incondicional.

Está más que demostrado que Centroamérica y el Caribe es región altamente vulnerable a los impactos del cambio climático, los eventos meteorológicos son cada vez más frecuentes e intensos, así como otros fenómenos climatológicos. En noviembre del año pasado, en solo dos semanas, Nicaragua fue impactada por dos destructores huracanes categoría 5 y 4 afectando a comunidades originarias y afrodescendientes en nuestras costas del Caribe, causando fuertes daños a la infraestructura, producción y economía.

Nicaragua se adhirió al Acuerdo de París en 2017, asumiendo el compromiso de fortalecer los intereses de los países más vulnerables y alinear la pertinencia de políticas, estrategias e instrumentos de Gobierno.

Pulse Aquí: Nicaragua siguen mostrando su respaldo al FSLN

«Deseamos expresar la total solidaridad y pleno respaldo de Nicaragua con la causa y los anhelos de autodeterminación, paz y justicia del heroico pueblo palestino. Nicaragua no cesará en su llamado y respaldo, a la solución basada en dos Estados, el Estado de Israel y el Estado de Palestina según las fronteras de 1967, con Jerusalén Oriental como su Capital y donde ambos estados, en pie de igualdad, puedan coexistir en pleno goce de sus aspiraciones en paz, seguridad, en cooperación y en armonía».

«Reiteramos nuestra Solidaridad fraterna con el Gobierno y Pueblo de Siria en la defensa de su Soberanía e integridad territorial y en su lucha contra la agresión extranjera y el Terrorismo Internacional».

Ratificamos nuestra invariable voluntad de continuar apoyando la justa lucha del noble Pueblo Saharaui, por su libre determinación y el respeto a su dignidad.

«Nicaragua aboga por la descolonización plena en nuestro continente, incluyendo la del pueblo de Puerto Rico, y la restitución de la soberanía de las Islas Malvinas a la República Argentina».

Nicaragua destaca su apoyo al fin de todas las sanciones a la hermana República de Irán.

El mensaje de Nicaragua agregs que ante la pandemia se hace imprescindible por razón humanitaria la aplicación del principio de Universalidad para que Taiwán pueda participar en los mecanismos y reuniones correspondientes del Sistema de Naciones Unidas.

También se condenan las agresiones políticas hegemónicas norteamericanas que atentan contra la solución pacífica de los conflictos, y que constituyen amenazas y acciones políticas, económicas, comerciales y militares, contra la Federación de Rusia, la República Popular China y la República Popular Democrática de Corea.

Conforme el Derecho Internacional, se debe respetar en Bielorrusia el Principio de no Injerencia en los Asuntos Internos de los Estados.

Rechazamos toda forma de intervención extranjera, así como las presiones externas a las que ha sido sometido su Gobierno y su Pueblo.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional se mantiene firme y comprometido con la preservación de la paz, la estabilidad y la seguridad en Nicaragua, haciendo sus mejores esfuerzos y desarrollando sus políticas para garantizar prosperidad para todos los nicaragüenses, con inclusión y sin distinciones.

«Reiteramos que Nicaragua continúa siendo un importante factor de estabilidad, paz y seguridad regional e internacional, con indicadores positivos en el desarrollo económico, político, social, en equidad de género, en la seguridad ciudadana, y en la erradicación de la pobreza, factor imprescindible para forjar Culturas de Paz y desarrollo humano».

«En nuestra Nicaragua Bendita, Patria del General Sandino y del poeta Rubén Darío, le decimos a la Comunidad Internacional: nosotros respetamos a todos los pueblos, a todos los gobiernos, a todos los países en el mundo, respetamos el derecho internacional, la Carta de la ONU, el Principio de No Injerencia en los Asuntos Internos de los Estados y exigimos igual respeto para nuestra Nicaragua, libre, independiente, soberana y con autodeterminación».

Con este espíritu Constitucional, Soberano y Patriótico, en Nicaragua, el primer domingo de noviembre de este año, el pueblo nicaragüense elegirá con su voto a nuestras autoridades con la participación, en Equidad de Género, de 15 Partidos Políticos, entre Nacionales y Regionales.

No es el imperio norteamericano el que elige en Nicaragua, es el pueblo nicaragüense, ratificando su compromiso de continuar, destaca el mensaje del gobieno de Nicaragua.

Compartir