Nacionales

Mensaje de Nicaragua ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Compartir

Palabras de la Delegación de Nicaragua
en el marco de la Sesión Plenaria del
Consejo de Derechos Humanos de la
Organización de las Naciones Unidas

Excelentísimo Señor Federico Villegas, Presidente del Consejo de Derechos Humanos, de la Organización de Naciones Unidas, ONU.

Señoras y Señores Representantes de los Estados Miembros, Señoras y Señores Miembros y Observadores,

Apreciados Representantes de Organizaciones Internacionales,

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua, en esta Sesión del Consejo de Derechos Humanos, quiere referirse a la forma en que instancias y organizaciones internacionales, como este Consejo, valoran la aplicación de los Derechos Humanos de manera dispar entre los países, siendo permisivos y tolerantes con las barbaries que cometen las potencias, e irracionales con aquellos países en vías de desarrollo, como Nicaragua.https://www.youtube.com/embed/7mBmQCOM8QY

Esta valoración desigual, se presta a la manipulación e instrumentalización de los Derechos Humanos para otros fines y pretensiones hegemónicas, derivados de intereses económicos y políticos de los países imperialistas, que afecta la dignidad y soberanía de los pueblos que buscan labrar su propio destino, sin ningún interés foráneo.

El enfoque de la promoción y desarrollo de los Derechos Humanos, que este organismo internacional debe impulsar, es la aplicación y fortalecimiento de esos Derechosen el marco del respeto de la identidad, soberanía y desarrollo histórico de cada país, sin perder de vista la universalidad de los Derechos Humanos, contenidos en las declaraciones, resoluciones, acuerdos y mandatos adoptados, que ponen especial énfasis en la fuentes de obtención de la información para su análisis, la cual debe ser imparcial y objetiva.

Observamos y desaprobamos, las fuentes usadas como base para el análisis de esta Oficina de las Naciones Unidas, respecto a las llamadas actualizaciones, informes preliminares y rutas investigativas; que lejos de centrarse en recopilar información veraz sobre la realidad de los Derechos Humanos de la sociedad, comunidad o pueblo, recogen únicamente las voces de algunos sectores con intereses  políticos, ideológicos y económicos, definidos bajo el diseño de la política interventora de las grandes potencias imperialistas, en contra de los pueblos y gobiernos dignos.

En el caso de Nicaragua, las llamadas actualizaciones sobre los Derechos Humanos, no son justas ni equitativas, sino verdaderas agresiones contra nuestro país. Este tipo de informes, tienen como objetivo seguir descalificando y denigrando a nuestras autoridades e instituciones nacionales, así como al ordenamiento jurídico que sustenta al Estado Nicaragüense, sobre la base de información falsa y totalmente parcializada, con la finalidad de inmiscuirse en nuestros asuntos, irrespetando nuestra soberanía e independencia y haciendo eco de la política intervencionista de los Estados Unidos de Norte América y de algunos Países Europeos, para con nuestro pueblo.

Siempre reiteraremos que, emitir juicios de valores a priori y hablar de Derechos Humanos es muy fácil, lo realmente difícil es hacer realidad su aplicación; sobre todo, los derechos económicos, sociales y culturales que beneficien a todo un pueblo y hacerlo en medio de vicisitudes y ataques permanentes, es aún más difícil. Estamos hablando con toda autoridad, del Derecho a la Vida, Derecho a la Salud, Derecho a la Educación, al Trabajo, Derecho al Agua Potable, a la Energía Eléctrica, a la Vivienda, Derechos de la Mujer, Derechos de la Niñez, de la Juventud, de los adultos mayores, el combate a la Pobreza Extrema, la erradicación del Analfabetismo, la seguridad ciudadana, la seguridad jurídica sobre la propiedad, los derechos de los pueblos indígenas y afro-descendientes, entre otros derechos, en los que hemos logrado grandes avances.

Afirmamos categóricamente, que no pueden existir Derechos Humanos, sin la democratización de la riqueza y esa democratización se logra implementando políticas públicas dirigidas a proteger la vida, la salud y el bienestar de los nicaragüenses, tal y como lo ha venido haciendo nuestro gobierno.

Totalmente contrario a los Derechos Humanos de todo un pueblo, Nicaragua ha sido sometida permanentemente al escrutinio inquisidor y malsano de quienes pretender someternos, atacando directamente los Derechos Humanos esenciales de los nicaragüenses, constituyéndose en un verdadero crimen de lesa humanidad; sin embargo, estas injustas medidas unilaterales, coercitivas e ilegales contra nuestro país, no nos desaniman, ni nos amedrentan y seguiremos caminando firmes en la lucha por alcanzar el máximo nivel de efectividad de nuestra Democracia Política, Económica y Social.

Nicaragua nunca, ni ahora, ha sido una amenaza para ningún país del mundo; sino que somos un país pacífico, decente y decoroso en la comunidad internacional, que reclama justicia e igualdad y por eso demandamos que este foro se pronuncie en defensa de los Derechos Humanos de los nicaragüenses, para que cesen las sanciones contra nuestro pueblo.

Denunciamos el énfasis de estos foros internacionales, que en sus análisis y enfoques, pretenden JUZGAR y CALIFICAR, con facultades que no le son inherentes, ni le han sido reconocidas, a países que, como Nicaragua, aplican su propio derecho, basado en los estándares internacionales de Derechos Humanos.

Llamamos a este foro, una vez más, a asumir sus responsabilidades ante la historia de la humanidad, reconociendo y respetando el derecho de los pueblos del mundo, a tomar sus propias decisiones y a vivir en Paz, con Soberanía, Respeto y Consideración Humana.

Muchas Gracias.

Compartir