NacionalesNoticias

MENSAJE A PRESIDENTES DE CENTROAMERICA – POEMA DE RUBEN DARIO UNION CENTROAMERICANA

Compartir
Gobierno

Managua, 14 de Septiembre, 2020

Su Excelencia
Alejandro Giammattei
Presidente de la República de Guatemala

Su Excelencia
Nayib Bukele
Presidente de la República de El Salvador

Su Excelencia
Juan Orlando Hernández
Presidente de la República de Honduras

Su Excelencia
Carlos Alvarado
Presidente de la República de Costa Rica

cc : Ex-Presidente de Guatemala
y Secretario General del SICA
Su Excelencia Don Vinicio Cerezo

Estimados Presidentes :

Este 15 de Septiembre compartimos nuestras Honrosas Fiestas Nacionales, conmemorando los 199 Años de la Independencia de nuestra Centroamérica Querida.

Al celebrar, en Tiempos duros, difíciles, este 199 Aniversario, iniciamos el Camino hacia el Bicentenario, con la Esperanza que no
abandona nunca a nuestros Pueblos, que nos definen Rutas de Unidad por el Bien Común, sabiendo que la Unión Centroamericana, como decía nuestro Gran Rubén Darío, és la Fuerza que nos mueve hacia el Futuro.

Estamos seguros de que la Voluntad y el Compromiso de las Mujeres y Hombres de nuestra Centroamérica, és continuar construyendo Paz y Bien, mientras fortalecemos esta Unidad de nuestros Pueblos, de nuestros Gobiernos, en el SICA, y de nuestra Vocación de Desarrollo Justo, Armonioso y Sostenible, para esta Patria que a través de la Historia nos ha reunido, y, estamos seguros nos seguirá reuniendo, por el Bien de [email protected]

Hermanos Presidentes :

Enviamos a Ustedes un Abrazo Fraternal, con la certeza de que el Trabajo, la Seguridad y la Paz seguirán siendo nuestras Premisas para crear el Porvenir que [email protected] merecemos.

Daniel Ortega Saavedra      Rosario Murillo

ATTACHMENT :

UNIÓN CENTROAMERICANA
(Rubén Darío)

UNIÓN CENTROAMERICANA

Cuando de las descargas los roncos sones
suenan estremeciendo los pabellones;
cuando con los tambores y los clarines
sienten sangre de leones los paladines;
cuando avientan las cimas de los peñascos
como águilas que vuelan sobre los cascos;
entonces, de los altos espíritus en pos,
es cuando baja y truena la voluntad de Dios

Cuando la hormiga crece como un atlante
y los miembros adquiere de un elefante;
cuando se torna el ramo soberbio cedro,
y el pescador, Pontífice, como en San Pedro;
cuando la luz la sombra vasta subyuga,
y el alba brota, espléndida, la noche oruga;
entonces, de los altos espíritus en pos,
es cuando baja y truena la voluntad de Dios,

Cuando las plumas juntas forman un ala;
cuando la Patria, espléndida, viste de gala;
cuando el pueblo contempla nubes espesas
rasgadas con relámpagos y Marsellesas;
cuando en una bandera cinco naciones
juntan sus esperanzas y pabellones;
entonces, de los altos espíritus en pos,
es cuando baja y truena la voluntad de Dios.

Cuando por los guerreros se agitan palmas,
y hay una Patria grande para las almas;
cuando los luchadores bravos y fieles
adoran la frescura de los laureles;
y cuando las espadas y bayonetas
escuchan las canciones de los poetas;
entonces, de los altos espíritus en pos,
es cuando baja y truena la voluntad de Dios.

Unión, para que cesen las tempestades;
para que venga el tiempo de las verdades;
para que en paz coloquen los vencedores
sus espadas brillantes sobre las flores;
para que todos seamos francos amigos,
y florezcan sus oros los rubios trigos;
entonces, de los altos espíritus en pos,
será como arco-iris la voluntad de Dios.

Aguilas bienvenidas, gloriosas y bizarras,
hosanna a vuestros picos, hosanna a vuestras garras;
vais siempre de los altos espíritus en pos;
lanzaos al abismo del porvenir sagrado
y avienten vuestras alas las sombras del pasado,
para que baje y truene la voluntad de Dios.

Rubén Darío (San Salvador, 1889)

Compartir