Nacionales

Los Sabogales, ejemplo de lucha y resistencia

Compartir

Hace 44 años se registró un acontecimiento que quedó plasmado en las páginas de la historia de Nicaragua, siendo está la Gesta de los Sabogales, en Monimbó, Masaya, ocurrida el 26 de febrero de 1978, lo cual conllevó a un alzamiento en armas del pueblo en contra de la oprobiosa y sangrienta dictadura de Anastasio Somoza.

Después de seis días de plena actividad guerrillera, el valiente pueblo de Monimbó, decidió enfrentar a la guardia, marcando de esta manera uno de los hitos más importantes y decisivos en la lucha del FSLN, por lograr la liberación del país.

En esta gesta mueren 24 compañeros, entre estos, el comandante Camilo Ortega Saavedra, Arnoldo Quant Poce y Rito Moisés Rivera. Camilo Ortega, el Apóstol de la Unidad Sandinista, es considerado un hombre, honesto y valiente, cae en esa gesta en medio de las balas, luchando, abonó con su sangre la liberación de Nicaragua y particularmente de Monimbó. Así lo recuerda Faustina Palacios, ex guerrillera y sobreviviente de Los Sabogales.

El Apóstol de la Unidad Sandinista

Camilo Antonio Ortega Saavedra nació en la ciudad de Managua un 13 de diciembre del año 1950, hijo de don Daniel Ortega y doña Lidia Saavedra de Ortega, su familia de origen humilde e identificado con las ideas revolucionarias y el sandinismo. Para el año 1972 “Mundo” (así era conocido) tuvo la oportunidad de viajar a Cuba para recibir entrenamiento político-militar. A finales de 1975 Camilo llegó a Nicaragua por Chinandega. Al llegar a Masaya, una de las primeras tareas que realizó fue un estudio completo de la situación operativa, un reconocimiento de la ciudad y de las zonas donde tenía que penetrarse políticamente y militarmente.

De Interés: Los asesinos del General Sandino

En los siguientes ocho días, extraordinarios hombres valientes y llenos de amor por su país, cayeron en el combate. Su sangre empezó a multiplicarse marcando de esta manera el triunfo no sólo de Monimbó sino de Nicaragua entera.

Momimbó despierta y se alza en lucha contra la dictadura

El 19 de febrero de 1978, el pueblo indígena de Monimbó empezó a lanzar bombas de contacto contra las casas de colaboradores somocistas. El 21 de febrero, la población levanto barricadas, quemaron casas y vehículos, acción que se extendió a otros barrios de la ciudad de Masaya.

El 26 de febrero, cayeron heroicamente el comandante Camilo Ortega Saavedra, Arnoldo Quant Ponce y Moisés Rivera Maltes, en una casa de seguridad en Los Sabogales. El comandante Camilo entregó hasta el último momento su vida por la lucha de la liberación de la Patria.

Honor y gloria a los héroes de los Sabogales

El 26 de febrero caen el comandante Camilo Ortega Saavedra, Arnoldo Quant Ponce, Rito Moisés Rivera Maltes, Carlos Balmaceda, Manuel de Jesús Ruiz González, Francisco López, Julio A. Madriz Ruiz, Domingo Ruiz Cajina, Miguel Antonio Vázquez Díaz y Domingo Cajina Vázquez.

El 27 de febrero, Agustín Andino, Roberto Ortiz Téllez, Bosco Ramón Monge Hernández, Rubén Paladino y el 28 de febrero, Aurelio Dávila Putoy.

Lee Aquí: Sandino, su pensamiento de lucha desde lo espiritual y religioso

“Nosotros iremos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte; y si morimos, nuestra causa seguirá viviendo. Otros nos seguirán” (Augusto. C. Sandino).

Gracias a la ofrenda de amor de nuestros héroes y mártires hoy vivimos en una Nicaragua en paz, en una Nicaragua Libre y Siempre Bendita. Donde se rinde cada día homenaje a esos hombres y mujeres a través de los diversos programas que el FSLN desarrolla en pro de las familias.

Honor y gloria a nuestros héroes y mártires

Compartir