Internacionales

La justicia británica deniega la libertad condicional a Assange

Compartir

La justicia británica ha denegado la libertad provisional para el fundador de WikiLeaks Julian Assange, que seguirá provisionalmente en la prisión londinense de Belmarsh, donde lleva 18 meses encarcelado tras su detención en la embajadas euatoriana en Londres.

Dos días después del veredicto de la jueza Vanessa Baraitser, bloqueando su extradición a Estados Unidos por considerar que sería «opresivo» para su salud mental, los abogados de Assange pidieron su puesta en libertad bajo fianza por razones médicas, pero la petición fue detenegada alegando los atecedentes del fundados de WikiLeaks (condenado a 50 semanas de cárcel por violar anteriormente la libertad condicional).

Sus abogados confiaban en lograr el miércoles la libertad para Assange y conseguir su traslado a la casa de la abogada Stella Morris, su compañera y madre de dos hijos concebidos durante la estancia de siete años en la embajada ecuatoriana.

Lee Aquí: Merkel pacta endurecer las medidas en Alemania que van confinamientos y prohibición de reuniones

Las autoridades norteamericanas disponen de dos semanas para recurrir el veredicto de la jueza británica. La última decisión puede quedar en manos del presidente electo Joe Biden, que en su día calificó a Assange como «un terrorista de alta tecnología».

El Gobierno norteamericano reclamó su extradición por 18 cargos de espionaje e intrusión informática por la difusión de documentos «clasificados» de las guerras de Irak y Afganistán. Assange se enfrentaba a una pena de hasta 175 años en una prisión de máxima seguridad en el caso de haber sido extraditado.

Compartir