Curiosidades

Juez ordena “expulsar” a ranas por ruidosas

Compartir
Imagen ilustrativa

Luego de casi una década de demandas, Michel y Annie Pécheras de la aldea de Grignols, en Francia, fueron condenados a drenar el estanque de 300 metros cuadrados en su propiedad, debido al ruido producido por las ranas que lo habitan, una cacofonía que un vecino cercano asegura que alcanza hasta 63 decibeles medidos desde su casa.

Sin embargo, los grupos ambientalistas argumentan que la remoción del estanque dañaría al menos a seis especies de ranas protegidas en Francia, según la Asociación Cistude Nature.

Lea también: Diciembre el mes de mayor infidelidad

Jean-Louis Malfione, vecino de los Pécherase en una comunidad de solo 587 residentes, presentó por primera vez una demanda en 2012, citando a otros testigos del lugar. Pero los Pécherase afirman que el hombre nunca presentó una queja con ellos, y que inicialmente los felicitó por su estanque, y además preguntó quién había hecho el trabajo de excavación para poder tener uno él mismo, alegó el matrimonio.

Los Pécherase tienen 90 días para terminar de drenar el estanque para no incurrir en multas y otros cargos, aunque tanto ellos como los activistas ambientales esperan influir en el público con una petición para salvar a las ranas de Grignols, apoyada por más de 94.000 firmantes.

Compartir