Curiosidades

Joven se hizo rico y decidió mantenerlo en secreto

Compartir


Adnan Ebrahim, es un emprendedor tecnológico de 30 años, que pasó su adolescencia en línea, construyendo comunidades y negocios, creciendo en los suburbios de Surrey (Reino Unido).

«Siempre me ha fascinado el internet, desde que tengo uso de razón», expresó Ebrahim.

Según Adnan la primera vez que vio el potencial financiero de internet fue después de comenzar a vender unas pulseras populares en 2005-2006 a sus compañeros de la escuela. Desde su habitación, cuando era estudiante, fundó el sitio web Car Throttle, una comunidad en línea para entusiastas de los automóviles.

Explica que en sitios de ventas en línea como eBay las cosas «costaban 10 veces más que en la vida real», así que hacía subastas y envíos de pulseras. «Conseguía que mi madre corriera a las tiendas y comprara tantas como pudiera», lo que le hizo ganar «bastante dinero para ser un niño de escuela».

Lee Aquí: Inician el 2021 quemando un muñeco del coronavirus

Luego, a los 16 años, intentó vender iPods, pero lo engañó un proveedor: «Perdí un par de miles de libras… resultó ser un vendedor falso». Así que decidió ingresar al mundo de los blogs, algo que resultaría mucho más lucrativo. Le encantaban los coches, y empezó a escribir sobre ellos. Pero fue un proyecto secreto en sus inicios.

«El miedo a la crítica puede ser un factor. Cuando estás desarrollando una idea, no es necesariamente útil la crítica de amigos o socios que no comprendan el concepto, especialmente antes de que se haya desarrollado por completo».

Ebrahim fue nombrado uno de los 30 menores de 30 años más exitosos de la revista Forbes en 2020.

«La perseverancia es una de las principales cosas que necesitas. Muchas veces es difícil, simplemente no hay otra palabra para describirlo», aseguró el joven emprendedor.

Ebrahim ahora es director ejecutivo de MindLabs, una startup de salud mental, cofundada con su socio comercial Gabor Szedlak, para «hacer del mundo un lugar más feliz».

Compartir