Nacionales

Intervención de Nicaragua en el Consejo Permanente de la OEA

Compartir

INTERVENCIÓN DEL GOBIERNO DE RECONCILIACIÓN Y UNIDAD NACIONAL EN EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS

18 de Febrero del 2022

Muchas gracias señor Presidente.

La Delegación de la República de Nicaragua ante este Consejo Permanente RECHAZA de la manera más firme y categórica esta INFAME convocatoria a una nueva Sesión del Consejo Permanente de la OEA para abordar “la situación de Nicaragua”.

Queremos dejar bien claro, que no somos un tema de la agenda ideológica de Washington, no somos un experimento político, no somos patio trasero de nadie, ni somos parte del Ministerio de Colonias, somos la Patria Soberana de Augusto César Sandino y Benjamín Zeledón. Nuestra Soberanía y Validación no provienen de esta Organización agonizante y vergonzosa, sino de la voluntad popular nicaragüense, de una Patria Libre, donde el Pueblo es y será Presidente.

Mientras unos bajan la cabeza y se avergüenzan de sus Principios y Valores Revolucionarios, nosotros defendemos con Dignidad la Patria Libre y Soberana.

Señor Presidente, denunciamos hoy a todos esos Países que impulsan resoluciones y hablan de Derechos Humanos. La peor cárcel del Mundo es Guantánamo, donde hay especialistas estado-unidenses en torturas, yo pregunto cuándo fue la CIDH a Guantánamo, porque no piden una Sesión por las cárceles de niños migrantes humillados y maltratados, o por las masacres indígenas en Canadá que todavía ayer leíamos con espanto el descubrimiento de nuevas fosas comunes. Canadá no tiene moral para hablar de Derechos Humanos. Pero también Chile, cuyos carabineros lisiaron ojos de centenares de jóvenes universitarios y se denuncian violaciones a las jóvenes detenidas. Por un año se escondió ese informe de la visita in loco de la CIDH. Ya no hablemos de Black Lives Matter, donde Antigua y Barbuda se quedó callada cobardemente para no ofender al Imperio. Nunca vimos un tuit por la muerte de George Floyd ni de Rihanna Taylor.

Aquí lo que tenemos hoy es un Ministerio de Colonias, totalmente arrodillado y postrado ante los pies de sus amos. La Agenda de la OEA se dicta desde la Pensilvania Avenue y no desde el Salón Simón Bolívar o el Salón de las Américas.

Señor Presidente, nuestro Pueblo, cuyo único enemigo jurado es la pobreza y la exclusión social, ha sido sancionado, amenazado, chantajeado pero JAMÁS se ha puesto de rodillas ante ningún IMPERIO, porque mientras Nicaragua tenga hijos que la amen Nicaragua será PATRIA Libre.

Estamos convencidos y creemos firmemente que la lucha por los pobres no es una pobre lucha, a como se ha querido injuriar. En nuestra Patria hemos asumido con valentía un Mandato renovado por la Voluntad Libre y Soberana del Pueblo Nicaragüense, que nos llama y motiva a continuar construyendo las Victorias indiscutibles en la Lucha contra la Pobreza; Equidad de Género; Salud y Educación Universales, Gratuitas y de Calidad; Derechos de Pueblos Originarios y Afrodescendientes; Seguridad Ciudadana; Energías renovables, entre tantas otras reivindicaciones que el Pueblo de Nicaragua merece y demanda. Continuaremos trabajando con ahínco y dedicación para atender temas realmente importantes como la Justicia Climática, el Calentamiento Global, la pandemia del Covid-19 y otras endemias que atentan contra nuestro DERECHO AL DESARROLLO INCLUSIVO, NUESTRA LIBERTAD Y NUESTRO BUEN VIVIR.

Nuestra Patria seguirá defendiendo los Principios del Respeto a la Soberanía Nacional, Autodeterminación y No Injerencia Extranjera. Estos Principios no están a la venta, ni son un Derecho exclusivo de las Potencias ni de sus lacayos, son Derechos inalienables de todos los Pueblos.

Señor Presidente, mientras nos vamos de esta OEA en decadencia, al igual que sus amos del Imperio, vemos en la lejanía cómo este Ministerio de Colonias avanza miope y sordomudo ante las injusticias de estas tierras, tropezando con realidades que desea ignorar, ocultando asesinatos, xenofobia, narcotráfico, bloqueos inhumanos e incluso golpes de Estado.

Muchas Gracias, Señor Presidente.

Compartir