Nacionales

Honduras celebra con fervor a la Inmaculada Concepción de María

Compartir
Foto: Honduras celebra con fervor a la Inmaculada Concepción de María / Referencia

La Embajada de Nicaragua en Honduras, en representación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, celebró ayer Domingo 6 de Diciembre, a la Inmaculada Concepción de María, Fiesta Religiosa Popular consagrada a la Madre de Dios, tradición que se celebra desde 1857 en nuestra Nicaragua, y se celebra en donde reside un nicaragüense. 

Llenos de Fervor y Fe, la Comunidad nicaragüense y la hondureña celebraron en el edificio de la Embajada de Nicaragua en Honduras, el rezo a la Inmaculada Concepción de María con regocijo, Unidad y Alegría.

Las restricciones por la pandemia no fueron obstáculo para celebrar el Noveno Día de la Purísima Concepción de María, cumpliendo con las Medidas de Bioseguridad, la más importante Celebración Religiosa del Pueblo nicaragüense.

Decenas de fervorosos católicos de los dos Países se dieron cita para cantar y alabar a la Virgen María. Pese a que la fecha está fuertemente marcada por la tragedia causada por los huracanes Eta y Iota, que ha enlutado a cientos de Familias hondureñas y nicaragüenses y destruido Medios de Vida y viviendas de miles de familias y una parte importante de la Infraestructura Vial y Productiva de ambos Países, la celebración a la Virgen María renueva las Esperanzas y la Fe de nicaragüenses y hondureños.

El altar fue preparado por hermanos y hermanas nicaragüenses que se esmeraron en el diseño, usando elementos tradicionales de la Cultura nicaragüense y con las infaltables cita: ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María! Y este año de forma especial pidiendo la intercesión de la Virgen María: “Oración por Honduras y Nicaragua”.

Para el brindis se recibieron las contribuciones de Hermanas y Hermanos que resaltan el espíritu Mariano, los dulces, indios, canastas y las matracas aportados por Maycol Guerrero y Familia; los nacatamales hechos por Doña Liliana Eguigure y abuela de Diana Eguigure, nicaragüense-hondureña y Ena Midence, esta vez, donados en Honor a su nieto Joaquín Emanuel, recién nacido.

El Espíritu de la tradición se vio reflejado en el fervor Mariano con los cantos, alabanzas y vivas a la Virgen María, dirigidos por Doña Elva Rodríguez con Doña Ena, y los cantos acompañados de guitarra por Cristian Midence.

Al final de la celebración nos queda la satisfacción y el regocijo que fue evidente pues se cumplió dando gracias a Dios por la Intercesión de María, Madre de Dios y de todas y todos los hondureños y nicaragüenses, quienes gritaron con fervor y entusiasmo: ¿QUIEN CAUSA TANTA ALEGRIA? ¡LA CONCEPCION DE MARIA¡

Compartir