Hombre recibe trasplante fecal para que no se sienta ebrio

Un hombre de Bélgica que padecía del síndrome de la autocervecería o síndrome de fermentación del intestino y que los hace sentir completamente ebrio sin haber tomado licor, recibió un trasplante fecal para corregir esta situación.

Leer más: Tapan un cadáver con sombrillas para no cerrar un supermercado

La revista Annals of Internal Medicine se hace eco del caso de este hombre de 47 años, y que no ha sido identificado, decía sentirse ebrio de forma intermitente durante los dos meses anteriores a su visita al hospital, pese a que no consumía alcohol. Según explicó, esta condición se manifestó después de tomar antibióticos.

El hombre se sometió a una serie de pruebas que descartaron otras posibles afecciones, lo que llevó a los médicos a diagnosticarle síndrome fermentación intestinal. Incluso después de que le recetaran una dieta baja en hidratos de carbono y medicamentos antimicóticos, aún se sentía borracho tras ingerir determinados alimentos. Su esposa decía que olía a alcohol y el hombre incluso perdió su licencia de conducir durante un control policial, aunque no había bebido nada.

Fue entonces cuando se sometió a un trasplante fecal, procedimiento mediante el cual las heces de una persona sana se transfieren al tracto gastrointestinal de un paciente cuyas bacterias intestinales necesitan reequilibrarse. Su hija de 22 años aceptó ser donante. Después de someterse al procedimiento, desaparecieron los síntomas de embriaguez.