Nacionales

Gobierno de Nicaragua exige respeto a las grandes potencias

Compartir

El Gobierno de Nicaragua exige respeto a las grandes potencias y pidió a través de su vicepresidente, Rosario Murillo, que también estas mismas potencias respeten al pueblo, y que no se entrometan con su política injerencistas en procesos que solo le tocan vivir a las familias nicaragüenses.

Exigimos respeto, que no se inmiscuyan en nuestros procesos que nos dejen en paz, vivir nuestros procesos”, destacó la vicepresidente de todos los nicaragüenses Rosario Murillo.

La segunda al mando del poder ejecutivo y también encargada del consejo de comunicación y ciudadanía, aseveró que, en Nicaragua, los verdaderos nicaragüenses quieren vivir seguros, tranquilos, trabajando y en dignidad.

Un país puede ser muy pequeño o empobrecido por las potencias, pero inmenso en dignidad y eso es lo que vivimos en Nicaragua una dignidad victoriosa, llena de corazones buenos esos corazones que se movilizan todos los días después de orar al altísimo después de decir padre nuestro que estás en los cielos santificado sea tu nombre, para buscar el progreso del país y de las familias nicaragüenses”, añadió Murillo.

De Interés: “Sistema electoral de EEUU demanda de reformas profundas”, asegura Presidente Daniel

La vicepresidente recordó el derecho que tenemos los nicaragüenses a decidir nuestros caminos, nuestro destino entre nicaragüenses y el derecho de construir una unidad que ha experimentado fractura provocada y promovida por el imperio.

Rosario, también les dejo un mensaje claro a aquellos que se confunden y buscan bendiciones donde no deben, a esos que no son de vida buena, a esos que son de venta de la patria, de comercio a la dignidad del pueblo y de no pensar con sensibilidad en la necesidad de todos los que aquí nacimos y aquí vivimos, a que las familias no olvidan quienes son los que en esas noches de cuchillos largos desestabilizaron el país y causaron fractura en la unidad familiar.

Hoy en distintos espacios de vida con sentido de paz y bien donde todos tenemos derechos a sentirnos dignos porque somos dignos esos son nuestros derechos y en estos tiempos los derechos no lo pueden evitar nadie ni los ungidos de las grandes potencias”, indicó Murillo. 

La vicepresidente finalizó diciendo que Nicaragua seguirá exigiendo respeto porque Nicaragua es digna y que ojalá que quienes dicen llamarse nicaragüense dejen de arrodillarse ante sus amos.

Compartir