Curiosidades

Ganan más de 200 millones de dólares y ahora están en ruinas

Compartir

Hace aproximadamente 10 años, una pareja británica ganó unos 205 millones de dólares. Sin embargo, lejos de cumplir el sueño que muchos anhelan, todo se ha convertido en problemas y decepciones, informan medios locales.

En agosto de 2012, Adrian y Gillian Bayford alcanzaron uno de los mayores premios jamás ofrecidos por la lotería Euromillones. En un inicio todo parecía una enorme ilusión, el matrimonio, que en ese entonces tenía dos hijos, empezó a hacer los viajes que siempre habían deseado, donaron dinero a organizaciones benéficas, compraron autos de lujo y buscaron en qué invertir su enorme fortuna.

Lee Aquí: Pitón le muerde los genitales a un hombre en un inodoro

Pero tan solo un año después de convertirse en millonarios, el matrimonio anunció su separación y en medio de rumores sobre infidelidad cada uno halló una nueva pareja. Gillian abandonó su trabajo en el pabellón infantil de un hospital, e intento emprender en algunos negocios, en los que no tuvo suerte. Más tarde, fue condenada por agredir a un examante, antes de casarse con un estafador y tener un bebé a los 48 años.

Por su parte, Adrian intentó seguir trabajando en una tienda de música en el condado de Suffolk, pretendiendo que el premio no cambiaría su vida. En 2017, se dio a conocer que el hombre acabó comprometido con Samantha Burbidge, una mujer 16 años más joven que él, aficionada a los caballos. Al poco tiempo ella lo abandonó, escapando con cientos de miles de dólares en caballos, un coche de alta gama y los dos perros que tenían.

Ahora, han intentado vender una mansión valorada en 9 millones de dólares, sin embargo, todos sus esfuerzos han fracasado y las deudas continúan creciendo.

Compartir