Nacionales

Es deber del pueblo defender soberanía, independencia y autodeterminación

Compartir

El diputado sandinista Carlos Emilio López subrayó este miércoles que es un deber del pueblo nicaragüense defender la soberanía, independencia y autodeterminación de Nicaragua, ante las agresiones imperiales y ratificar su decisión en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

Destacó que los derechos de soberanía, independencia y autodeterminación, están reconocidos en la Constitución Política de Nicaragua.

“Están considerados en el artículo uno de la Constitución. Y literalmente nuestra Ley Suprema señala que son derechos irrenunciables, inalienables, intransferibles del pueblo nicaragüense”, dijo.

“La Independencia, la soberanía y la autodeterminación son derechos del pueblo nicaragüense y además, es un deber del pueblo defender esos derechos, así lo dice la Constitución, resaltó el legislador del FSLN..

“Porque son derechos que protegen la vida colectiva del pueblo”, sentenció.https://www.youtube.com/embed/TO4DJVlrHgU

“Estos derechos, además de estar consignados en la Constitución, también están reconocidos en una gran cantidad de instrumentos internacionales de derechos humanos, en pactos, convenciones, declaraciones de Naciones Unidas, de la OEA y todo este marco jurídico internacional reconoce a estos derechos como derechos colectivos”expresó en la revista En Vivo del Canal 4 de televisión.

“Se les llama de distintas maneras, se les llama derechos de los pueblos, derechos colectivos, derechos de tercera generación y, además de la soberanía, independencia y autodeterminación incluye como parte de los derechos colectivos a la paz y al desarrollo”, indicó.

“En donde el titular del derecho es el pueblo. Es decir, esos derechos son conglobantes, son pertenecientes a todas las familias, a todas las comunidades sin discriminación de ningún tipo, ni económico, social ni étnico. Son derechos de toda la colectividad”, añadió.

Señaló que “el hecho de que sean derechos de toda la nación, eso permite una actitud colectiva y el ejercicio de otro derecho, es decir, si el pueblo tiene independencia, tiene soberanía, tiene paz, tiene la posibilidad también de tener educación, salud, vivienda, seguridad social, deporte, cultura, seguridad alimentaria y otra cantidad de derechos económicos y sociales”.

Explicó que «independencia es el elemento fundamental que constituye a un Estado, un Estado Nación, un Estado Pueblo. Como dice la Constitución” Un Estado Social Democrático de Derecho.

“Significa que no somos subordinados, que no estamos dependiendo de ningún Estado, de ningún grupo de Estados, de ningún poder supranacional, de ningún organismo internacional”.

“Soberanía significa que nosotros tomamos nuestras propias decisiones. Y que tenemos jurisdicción en nuestro territorio y que las instituciones de Nicaragua funcionan y residen en el territorio nacional”, recalcó.

“Si sumamos estos tres derechos, independencia, soberanía y autodeterminación, se traduce en que las autoridades de Nicaragua, son las autoridades que el pueblo elige en un proceso democrático, en un proceso directo, en un proceso transparente”, prosiguió el legislador.

“Nuestras autoridades son el Comandante Daniel y la Compañera Rosario. Han sido electos por el pueblo de manera soberana y dice la Constitución que la soberanía descansa en el pueblo”, dijo.

Eso está en el artículo dos de la Constitución.

“El pueblo ejerce su soberanía a través de sus autoridades electas, nuestras autoridades no son las que el imperio del norte quiere que tengamos; no son las que ningún bloque de países quiere que tengamos; nuestras autoridades son las que las familias nicaragüenses deciden que sean nuestras autoridades”, comentó.

Advirtió: “Soberanía, independencia, autodeterminación significan que las decisiones de Nicaragua se toman en Managua, la capital, sede de Gobierno. No se toman en ninguna otra capital, no se toman en Washington, no se toman en Bruselas, no se toman en ninguna otra ciudad, se toman en Managua, que es la sede de Gobierno”.

“Significan estos derechos colectivos, que las leyes de Nicaragua son las leyes que aprueba la Asamblea Nacional, económicas, sociales, las que regulan el pensamiento del Estado, son las leyes que aprueban el poder legislativo de Nicaragua, no son las leyes que se aprueban en el congreso de Estados Unidos, no son las leyes que se aprueban en la Unión ;Europea, ni en ningún otro espacio geográfico del mundo”, profundizó sobre ese tema.

Las leyes que rigen el territorio nacional son las que aprueba la Asamblea Nacional, reiteró.

“Esos derechos significan que los procesos electorales de Nicaragua son organizados, fortalecidos y certificados por el poder electoral de Nicaragua, el Consejo Supremo Electoral”.

No se deciden, no son auditados por poderes internacionales, como eran antes en que el Ejército de Estados Unidos organizaba el proceso electoral y quien daba el visto bueno si ese proceso había sido transparente o no, recordó.

“Nuestras autoridades certifican quiénes son las autoridades de Gobierno”, expresó.

Compartir