Nacionales

Embajador de Nicaragua ante la Santa Sede en encuentro con el Cardenal Robert Sarah

Compartir

Su Eminencia, Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, designado en el Dicasterio de la Santa Sede por el Papa Francisco en Noviembre de 2014, sostuvo un cordial Encuentro con el Compañero Francisco Javier Bautista Lara, Embajador de Nicaragua.

El Cardenal Sarah (junio, 1945), originario de Conakri, Capital de la República de Guinea, África, fue nombrado Arzobispo Metropolitano por el Papa Juan Pablo II a la edad de 34 años, recibió la Consagración Episcopal el 8 de Diciembre de 1979, Día de la Inmaculada Concepción, “su Madre” -dice-, fecha de una de las devociones más populares de Nicaragua, la Gritería y la Purísima, en el histórico Año del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista, hace más de cuatro décadas. 

Desde la Congregación a su cargo vela por la liturgia y el ritual de los Sacramentos para preservar la Doctrina y mostrar a Cristo al Pueblo de Dios. Antes se desempeñó en la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, en el Pontificio Consejo para los Laicos y el Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz. Ha publicado varios libros en los que comparte su pensamiento y visión desde la Doctrina Católica, su origen y experiencia de Vida, analiza los problemas de la Institución Eclesial y del Mundo, identifica el Camino de la Esperanza basado en el Servicio, la Oración y el Amor a Dios que siempre será “cercano a todos nosotros”.

VATICANO

El Prefecto y el Embajador conversaron sobre las dificultades que ha traído al Mundo la pandemia, principalmente a los más vulnerables, sobre la necesidad de preservar la Familia, el rol integrador de los Pastores según la Doctrina y el Mensaje de Dios, que es Amor. Sobre lo que S.E. Sarah llama “la quiebra de Occidente por una crisis cultural e identitaria” en su último libro: Se hace tarde y anochece (2019): “relativismo moral, globalización sin límites, capitalismo desenfrenado…”.

El destacado Teólogo y Especialista en Sagradas Escrituras, reconoció que “le sorprende y le cuesta comprenderlo, dados sus humildes orígenes haber llegado hasta aquí”, es, agrega, “de donde me sacó el Señor para hacer de mí un Cristiano, un Sacerdote, un Obispo, un Cardenal, un cercano colaborador del Papa”, eso, concluye, “me conmueve”. 

Después de la amplia y franca conversación, en la acogedora Capilla de la Institución de la Santa Sede, Su Eminencia realizó una breve Oración y bendijo a las Familias nicaragüenses, expresó confianza por las abundantes Bendiciones del Creador que nos permitan superar las adversidades porque “Dios abre Su Mano para preservar las Esperanzas”.

Bautista agradeció la generosa consideración del Cardenal en nombre del Gobierno y Pueblo de Nicaragua, y le expresó los mejores Deseos de Salud, Paz y Esperanza para el Año 2021.

Roma, Lunes 11 de Enero de 2021.

VATICANO
VATICANO
Compartir