Internacionales

El FBI ofrece 50.000 dólares por el sospechoso acusado de colocar explosivos en el Capitolio

Compartir

El FBI ofrece a los ciudadanos una recompensa de hasta 50 mil dólares por toda aquella información que conduzca a la ubicación, arresto y condena de los responsables de colocar presuntas bombas caseras en Washington, D.C., durante el asalto del 6 de enero de 2021.

LEER MÁS: El gobierno de Dinamarca se prepara para lanzar un «pasaporte sanitario» para las personas vacunadas de Covid

En la madrugada de la noche en la que el Capitolio fue asaltado por los seguidores de Donald Trump, la Policía recibió el aviso de una presunta bomba casera con cables en la sede del Comité Nacional Republicano (RNC). Más tarde, se informó de un supuesto segundo explosivo casero con descripciones similares en la sede del Comité Nacional Demócrata (DNC).

La declaración estuvo acompañada de la imagen de un sospechoso enmascarado, con guantes y una sudadera con capucha, que portaba un objeto.

Después de recibir estas llamadas, el escuadrón antibombas utilizó cañones de agua para hacer estallar los dispositivos, deshacerlos y neutralizarlos.

A partir de este momento, las autoridades han puesto en marcha un dispositivo de búsqueda para localizar al presunto sospechoso, para lo que piden a los estadounidenses todo tipo de información relacionada con los autores a cambio de dinero.

Compartir