Curiosidades

El Día de los Santos Inocentes y el Día de las bromas

Compartir

Como cada 28 de diciembre, hoy se celebra el Día de los Santos Inocentes. Un día relacionado con el cristianismo, pero que a su vez está marcado por las bromas o inocentadas que se gasta a la gente. Una jornada llena de humor que además como en España se celebra en otros países, aunque la fecha sea otra.

El Día de los Santos Inocentes conmemora un episodio hagiográfico del cristianismo: la matanza ordenada por el rey Herodes el Grande, a todos aquellos niños que fueran menores de dos años nacidos en Belén (Judea), tras el nacimiento de Jesús de Nazaret. Como Herodes no sabía en qué lugar se encontraba Jesús ordenó asesinar a todos los niños pequeños para de este modo poder asegurarse que acababa con la vida de aquel que estaba destinado a ser rey de reyes.

Lee Aquí: Un camello ‘va de compras’ con su dueña en busca de productos de belleza

A pesar de que la Iglesia Católica recuerda este hecho, el 28 de diciembre, el Evangelio de Mateo explica que la matanza debió haber ocurrido después de la visita de los Magos al Rey Herodes el Grande uno o dos días después del 6 de enero tras visitar a Jesús De Nazaret en el portal de Belén.

El origen del Día de los Santos Inocentes se basa entonces en un hecho bastante trágico, pero entonces ¿por qué este día está marcado por las bromas e inocentadas? Por lo visto la vertiente humorística de la celebración de los Santos Inocentes tiene más que ver con las Saturnales unas importantes fiestas romanas que tenían lugar las últimas semanas del año para honrar al dios Saturno. En estas fiestas se organizaban reuniones entre los gobernantes y gobernados. Según la costumbre todos comían un pan con un haba escondida en su interior y aquella persona que hallaba el haba era nombrado «rey «de manera temporal. Un rey que era además el de la «broma», por lo que se aprovechaba una jornada para gastar bromas a todo el mundo. De este modo, la tradición se acabó mezclando con la celebración cristiana del Día de los Inocentes (en recuerdo a las almas de los pequeños inocentes asesinados) y con ello se generó la fiesta tal y como la conocemos en España y en otros países.

Compartir