Internacionales

El 54 por ciento de hispanos desaprueban gestión del presidente de EEUU

Compartir
Encuesta refleja desapruebo sobre gestión del Presidente Joe Biden.

Al día de hoy, el índice de aprobación del Presidente de Estados Unidos Joe Biden, se ha reducido a solo el 26% entre los votantes hispanos, según datos de encuestas de Quinnipiac.

En dicha cuesta el 54% de los latinos manifestaron que desaprueban el trabajo que Biden está haciendo como presidente y al 20% le resultó difícil decidirse. De esta manera, la aprobación del mandatario entre los latinos es la más baja de cualquier presidente desde al menos 1980.

Leer Aquí: Denuncian a Ministra escocés por no usar mascarilla

El analista de datos de encuestas John Anzalone asegura que parte del problema de los demócratas cuando se trata de latinos es que piensan que lo único que les importa es la inmigración.

«Creo que el mito que siempre debe romperse entre los latinos y los afroamericanos es que, muchas veces, existe esta narrativa en Washington entre los demócratas de que solo se habla con los latinos sobre inmigración. Pero en realidad, la inmigración es el tema número 12 que les preocupa. Están preocupados por las mismas cosas que preocupan a todos los demás, siempre se centran en la economía, la inflación, la atención médica o las escuelas».

Mientras tanto, el 31% de los votantes blancos y el 63% de los votantes negros expresaron su aprobación por el desempeño de Biden, mientras que el 59% de los primeros y el 25% de los segundos lo desaprobaron, según datos recopilados por la Universidad Quinnipiac, en el estado de Connecticut.

Leer más: «Rusia ha soportado la presión sin precedentes», afirmó Putin

La encuestadora también encontró a Biden tocando fondo en lo que respecta al apoyo entre los jóvenes, con solo el 21% de los votantes de entre 18 y 34 años diciendo que aprueba su desempeño, mientras que el 58% lo desaprueba.

Las cifras de las encuestas de Biden se han visto afectadas por una serie de problemas que van desde la inflación desenfrenada y el aumento vertiginoso de los precios de las viviendas hasta los precios récord de la gasolina.

Compartir