Internacionales

EEUU un país paralizado por el positivo de Donald Trump

Compartir

Silvana Calero

La especulación sobre el estado de salud y el momento en el que Donald Trump dio positivo por coronavirus sigue, por un lado, los médicos que atienden al presidente en el Hospital del Ejército Walter Reed, en las afueras de Washington, han vuelto a insistir en que su estado de salud está mejorando rápidamente, hasta el punto de que, en palabras de Brian Garibaldi, de la Universidad Johns Hopkins, «si sigue tan bien como hoy, nuestra esperanza es darle de alta mañana, para que siga su tratamiento en la Casa Blanca».

Por otra parte, el domingo cerca de la medianoche española, France Presse comunicó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pasó poco antes frente a sus partidarios en un coche fuera del hospital donde estaba siendo tratado por Covid-19, luego de anunciar en Twitter una «visita sorpresa» a sus seguidores.

Vistó con mascarilla saludando a la multitud, en imágenes de vídeo mostradas en los medios estadounidenses y ampliamente compartidas en las redes sociales, no estaba claro a dónde se dirigía o si ya había recibido el alta.

De interés: Bombardeos en Azerbaiyán dejan 22 muertos

Durante su comparecencia, Brian Garibaldi añadió: «En respuesta a unos niveles de oxígeno transitorios bajos, iniciamos ayer un tratamiento con dexametasona, y nuestro plan es continuarlo».

La dexametasona es un esteroide que se ha mostrado muy útil en combatir los efectos del Covid-19 en enfermos graves, pero no en los casos leves. Se emplea con pacientes que requieren oxígeno extra.

Así, «dexametasona» -una palabra de la que nadie que sea médico había oído hablar en su vida- se convirtió en ‘trending topic’ en Twitter en la ciudad de Washington. El uso de ese fármaco no significa ni muchísimo menos que la salud de Trump esté en peligro. Pero sí que el presidente ha sufrido o está sufriendo caídas del nivel de oxígeno en sangre cercanas a niveles de riesgo. El médico de la Casa Blanca, Sean Conley, añadió que, aunque los niveles de oxígeno de Trump han llegado a caer a 93%, nunca rompieron el suelo del 90%, que es el límite a partir del cual los médicos consideran que el paciente está en un estado grave.

Compartir