Don Pedro Casaldáliga seguramente acompaña nuestras luchas esperanzadas

«El 8 de agosto supimos de la partida hacia la casa del Padre, (Dios), de nuestro querido Don Pedro Casaldáliga, obispo de los pobres de la Amazonía, a quienes dedicó su amor coherente y lúcido durante toda su vida», expresó la Vice Presidenta de Nicaragua, Rosario Murillo.

Refirió la carta enviada por el Padre Pedro Casaldáliga, que se mantiene vigente el día de hoy, en octubre de 1985 al Comandante Daniel Ortega, en la que resaltó el siguiente párrafo.

“Espero que la causa de la Paz y sus gestiones sigan adelante, a pesar de tanta mentira y manipulación. Dios y los Pobres y la voluntad dignísima de su Pueblo podrán más, Daniel”, expresó el Padre Casaldáliga en su misiva.

Leer también: Presidente Daniel Ortega saludará aniversario 40 de la Fuerza Naval de Nicaragua

Manifestó que tal como señaló el Padre Pedro en Nicaragua hemos dedicado nuestras vidas al deber cristiano de la paz, la justicia social y la solidaridad.

Asimismo, destacó el deseo del Padre Pedro Casaldáliga de que al morir fuera envuelto por el manto regalado por las madres nicaragüenses y con la cruz hecha por los indios Xavantes.

«Cuanto honor para Nicaragua bendita cuando ve ese símbolo de amor y compromiso con los sufrientes, los que luchan», finalizó Rosario.