Discurso

Palabras de la Compañera Rosario después del Acto de los 50 Años del Terremoto de 1972

Compartir

Palabras de Rosario
Vicepresidenta de Nicaragua
después del Acto de Conmemoración
de los 50 Años del Terremoto de 1972 en Managua
23 de Diciembre del 2022

Buenas tardes… Son momentos intensos, momentos de recuerdos imborrables. Alguien decía que en cada uno de nosotros quedó un agujero en el Alma. Perdimos las referencias, las direcciones; perdimos Seres Humanos, és lo primero; perdimos construcciones, edificios emblemáticos; perdimos una Ciudad y una Ciudad que para nosotros era el corazón de nuestro País.

En medio de toda la oscurana del Somocismo, esa Ciudad vibraba y para [email protected] era nuestra Capital, nuestra Linda Tierra, ¡La Novia del Xolotlán ! Por eso mi corazón va para todos los Hermanos y Hermanas que perdimos tanto, pero que fuimos capaces de trascender, de avanzar, de reconstruir. Y ese és el sentido de la Vida : Aprender a trascender, avanzar, a reconstruirnos incluso [email protected] [email protected]; vernos como pasajeros, en un viaje en el que aprendemos a ser mejores y hacer mejor las cosas todos los días.

Quiero también, en vísperas de Nochebuena, saludar a [email protected], en los Hogares, en los Vecindarios, en las Casas; saludar a los que están trabajando, porque recordemos que en fechas como estas tenemos ausencias, porque hay Médicos, Enfermeras, Personal de Salud, Soldados, Bomberos, Policías, que están trabajando, cuidando la Patria Bendita, así como tantos Voluntarios que hacen turnos para garantizar la Paz; el Personal también de Emergencias, de Energía Eléctrica, Tele-comunicaciones, Agua Potable… A todos ellos y a sus Familias nuestro Reconocimiento y nuestro Cariño.

Aquí estamos entonces, un día para recordar, un día para valorar también cuánto hemos venido caminando desde entonces, cuánto hemos luchado, cuánto seguimos luchando, cuánto hemos vencido, y cuánto seguimos venciendo. Porque tenemos Fé, porque tenemos Espíritu, Gran Espíritu el de cada nicaragüense. Porque tenemos Confianza en Dios y sabemos que esta és una Tierra Bendita, que és una Tierra Sagrada y que és una Tierra de Gran Alma, de Gran Corazón y, por lo tanto, también de Gran Porvenir, de Gran Futuro.

Somos capaces, tenemos Fuerza, tenemos Alma, somos [email protected], hemos recuperado el Sentido de la Fraternidad, ese és uno de los logros más importantes de los últimos años, recuperar el Sentido de la Solidaridad, de la Fraternidad. Yo sé que hemos sido siempre Solidarios, pero también reconocemos que hay una tendencia a volver la Solidaridad temporal. Por eso digo yo, la Solidaridad la hemos recuperado como un Valor Esencial que tiene que ser permanente en nuestras Vidas, y así los vemos.

Mucho Cariño a [email protected], Compañ[email protected], con todos los aprendizajes, con todas las experiencias y con todas las Sendas de Futuro, en Paz y Bien, que merecemos las Familias nicaragüenses.

Un Gran Abrazo a [email protected], y gracias, Compañ[email protected] Gracias.

Compartir