Da agua hirviendo a su hijo de 6 años para exorcizarlo y lo mata

Pablo Martínez, un hombre habitante de Tucson, Estados Unidos, hizo beber agua hirviendo a su hijo de seis años, para exorcizarlo y sacarle el demonio que lo tenía poseído.

El padre sostuvo a su pequeño hijo debajo de un grifo del que salía agua hirviendo provocando graves quemaduras en la garganta.

Aunque la mamá del niño se percató de que algo extraño sucedía en su baño, no pudo entrar. Entonces, llamó a las autoridades. Oficiales llegaron a la casa en el estado de Arizona: allí encontraron tendido en una cama al menor.

El padre testificó antes los investigadores del caso y aseguró que su hijo “tenía un demonio”, por lo que, él mismo lo reconoció, lo puso debajo del grifo durante 10 minutos mientras se bañaba. Al ver la decisión fatal que tomó, el hombre de 31 años intentó reanimarlo, pero era demasiado tarde.

Comments are closed.