Nacionales

Conmemoran en Nicaragua 43 años de la Segunda Insurrección de Estelí

Compartir

La Vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, recordó que se conmemoran los 43 años de la segunda insurrección de Estelí, jornada de liberación orientada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional y dirigida por el legendario militante sandinista Francisco Rivera Quintero “El Zorro”.

“Cuando hablamos de las dictaduras del odio y del crimen, a esa insurrección la Guardia genocida le hizo frente bombardeando indiscriminadamente la ciudad de Estelí, causando muerte, dolor, destrucción. Dios los cría y ellos se juntan, igualitos, causando asesinatos y daños enormes al pueblo”, indicó.

Y recordó que es “el mismo gen, el mismo mal, el mismo corazón lleno de odio, el que quemó, arrasó, bombardeó y quemó arrasó, torturó, secuestró en abril, en abril de 1979 empezaba los últimos días de la genocida y la criminal dictadura. Este otro episodio de odio que vivimos en abril cambien no duró tanto pero impusieron destrucción, terror, crímenes”.

Leer También: Juramentan a diputados propietarios del PARLACEN Sub sede Nicaragua

La misma cultura de muerte se presentó en esos períodos, porque muchos de los que sembraron terror y odio vienen de las raíces del somocismo.

“Y por eso decimos nunca permitiremos que vuelvan a atacar la paz, la concordia y espíritu de nuestro pueblo que es alegría”, precisó.

Hizo referencia a que en 1979 quemaron el hospital San Juan de Dios y asesinaron a más de 40 pacientes y personal médico entre ellos al heróico doctor Alejandro Dávila Bolaños y Eduardo Selva.

“En abril los herederos del odio, del somocismo, del lacayismo, del servilismo de la servidumbre al yanqui, mostraron su mismas garras, su mismo corazón de verdad, petrificado, corazones de piedra, son capaces de cualquier cosa con tal de serviles la yanqui”, indicó la vice gobernante.

Tanta crueldad tiene la misma raíz, la ambición y la servidumbre y se debe de trabajar más para erradicarla.

“Para quienes asesinaron a nuestro pueblo ni perdón ni olvido, para quienes se atrevieron a bendecir los crímenes no pude haber perdón ni puede haber olvido”, acoto.

Compartir