Nacionales

Conmemoramos Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur

Compartir

Nicaragua participó hoy en la reunión en Conmemoración del Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur.

El Señor Adel Abdellatif, Director a. i. de la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur (UNOSSC), señaló que la Cooperación Sur-Sur es un elemento importante en las Estrategias de implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como en la respuesta y planes de recuperación de los Países del Sur ante la pandemia COVID-19.
Los Representantes de Estados Miembros participantes, subrayaron el invaluable aporte de la Cooperación Sur-Sur a sus esfuerzos por erradicar la pobreza y el hambre, reducir las desigualdades, alcanzar un futuro más inclusivo, resiliente y sostenible.

En representación de Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, participó el Compañero Jaime Hermida Castillo, Embajador, Representante Permanente de Nicaragua ante Naciones Unidas, señalando la necesidad de que la vacuna de la COVID-19 sea declarada como un bien común de la humanidad, urgiendo a la provisión de recursos financieros que permitan el acceso y su distribución equitativa para todos los pueblos del mundo, creando capacidades para asegurar su producción y distribución en los Países en desarrollo.

Así mismo, abogó por la inmediata eliminación de cualquier medida económica coercitiva unilateral, impuesta a nuestros pueblos, que obstaculizan el acceso universal a las vacunas y tratamientos desarrollados para enfrentar al COVID-19 en condiciones equitativas y asequibles. Recordando que, estas medidas en tiempos de pandemia se convierten en un crimen de lesa humanidad.

Finalizó enfatizando que los países en desarrollo deben cumplir con sus compromisos adquiridos en materia de Ayuda Oficial al Desarrollo, en transferencia de tecnología y creación de capacidades.


DISCURSO DE NICARAGUA

REUNIÓN EN CONMEMORACIÓN DEL DÍA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA COOPERACIÓN SUR-SUR

Naciones Unidas, Nueva York
10 de septiembre, 2021

Señor Director,

1. La delegación de Nicaragua agradece al Señor Adel Abdellatif, Director i.e. de la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur por convocar a esta reunión virtual en Conmemoración del Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur.
2. Nos asociamos a lo expresado por la delegación de Guinea en nombre del G77+China, y deseamos hacer algunos comentarios en nuestra capacidad nacional.

3. Celebramos el 43 Aniversario de la adopción del Plan de Acción de Buenos Aires para Promover e Implementar la Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (BAPA) y acogemos el tema de esta reunión «Cooperación Sur-Sur: La solidaridad en apoyo de un futuro más inclusivo, resistente y sostenible».

4. La Pandemia COVID-19 ha revelado la importancia de impulsar la Cooperación Sur-Sur solidaria, complementaria y horizontal entre nuestros Países, su contribución al comercio preferencial entre países del sur, promoviendo el intercambio de conocimientos, tecnologías y experiencias, así como el desarrollo de capacidades y el fortalecimiento de los recursos humanos e institucionales.

5. La cooperación Sur-Sur no sustituye a la cooperación Norte-Sur y no debe ser analizada o evaluada usando ninguna de las normas de Norte-Sur.

6. La Cooperación Sur-Sur, incluyendo la triangular, son complementos importantes en la implementación de la Agenda 2030 en esta Década de Acción, sobre todo en la erradicación de la pobreza, el objetivo #1 y más urgente de la Comunidad Internacional.

7. La Cooperación Sur-Sur, también es vital en la recuperación de la pandemia, ya que promueve el multilateralismo, la solidaridad y la cooperación, permitiendo el acceso a recursos tecnológicos, conocimiento y capacitaciones, respetando la soberanía los planes nacionales de desarrollo, las políticas sociales y económicas de los Estados, compartiendo medidas para la contención y mitigación de la propagación de la Pandemia, sin ningún tipo de condicionalidades.

8. Para lograr recuperarnos de los impactos de la pandemia COVID-19, se requiere que la vacuna sea declarada como un bien común de la humanidad, y garantizar la provisión de recursos financieros que permita el acceso y su distribución equitativa para todos los pueblos del mundo, creando capacidades para asegurar su producción y distribución en los países en desarrollo.

9. Los esfuerzos de los países en desarrollo por recuperarnos de la pandemia e implementar la Agenda 2030, en especial erradicar la Pobreza, se ven obstaculizados por la imposición de Medidas Coercitivas Unilaterales (MCU), que afectan directamente a la cooperación Sur-Sur, obstaculizan el acceso universal a las vacunas y tratamientos desarrollados para enfrentar al COVID-19 en condiciones equitativas y asequibles. Recordamos que estas medidas en tiempos de pandemia se convierten en un crimen de lesa humanidad.

10. Es imperativa la eliminación inmediata de cualquier medida económica coercitiva unilateral, impuesta a nuestros pueblos, en particular, en los países en desarrollo. Estas sanciones/agresiones, son el mayor obstáculo para la implementación de la Agenda 2030 y afectan gravemente a las economías nacionales.

11. Agradecemos a Cuba, que aún en tiempos de Pandemia y sufriendo de un criminal bloqueo, ha enviado brigadas médicas a muchos países para ayudarles a enfrentar los estragos de esta. Así mismo, extendemos nuestro agradecimiento a la India, por su valiosa donación de vacunas para la COVID-19.

12. Enfatizamos que la solidaridad Sur-Sur no debe ser la justificación para que países desarrollados sigan incumpliendo sus compromisos. Ya es hora de que estos países cumplan con sus compromisos adquiridos en materia de Ayuda Oficial al Desarrollo, en transferencia de tecnología y creación de capacidades.

13. La Cooperación Sur-Sur y triangular actúan como herramientas de cambio ante el injusto orden económico actual producto del Modelo Neoliberal del Capitalismo Global, así como complementos al multilateralismo, la solidaridad, la cooperación Norte-Sur en la consecución de la Agenda 2030, siendo esta la única manera de responder eficazmente, recuperarnos de la pandemia creando un mundo mejor, sin pobreza ni desigualdades, con justicia social y en armonía con la Madre Tierra.

Muchas gracias.

onu
onu
Compartir