Internacionales

Condenan a padre que mató a su hijo por comerse un trozo de “cheesecake”

Compartir

A 20 años de prisión fue condenado, Travis Stackhouse, acusado de matar a golpes a su hijo de cinco años por comerse el último trozo del ‘cheesecake’ que le habían regalado por el Día del Padre, en Wisconsin, Estados Unidos.

El juez del caso David Borowski, agregó a la sentencia de Stackhouse ocho años adicionales de supervisión. En un principio, los fiscales habían solicitado 21 años de cárcel, pero el judicial tuvo en cuenta que el acusado confesó su crimen y se declaró culpable por homicidio imprudente en segundo grado, descuido de un niño, abuso infantil y causar daño intencionalmente.

Lee Aquí: Fallece simpatizante de Perú Libre por agresión de fujimoristas

El crimen ocurrió en junio del año 2019, cuando el sentenciado le propinó puñetazos en el estómago y en la cara a su hijo, enfurecido al ver que se estaba comiendo el último trozo de su tarta.

En sus primeras declaraciones a la Policía, el sospechoso afirmó que su hijo se había caído mientras jugaba y que más tarde vomitó y se quejó de que le dolía el estómago. Pero, los investigadores determinaron que las lesiones no eran consistentes con esta versión y concluyeron que había fallecido de una herida contundente al abdomen: sufrió un desgarro abdominal, tenía los riñones magullados y una glándula suprarrenal rota.

Compartir