Curiosidades

Casi pierde el “pajarito” por una mordida de serpiente

Compartir

Un hombre necesitó cirugía para reconstruir su pene después de que una cobra lo mordiera mientras estaba sentado en el inodoro durante un viaje de Safari en Sudáfrica.

El neerlandés, de 47 años, fue a usar el baño mientras visitaba una reserva natural en el país y fue mordido por una cobra muy venenosa que estaba escondida en el inodoro.

Lee Aquí: Lo sepultan dentro de su camioneta. Fue su última voluntad

El hombre no identificado tuvo que esperar tres horas para que lo transportaran en helicóptero de emergencia al hospital más cercano, que estaba a casi 350 kilómetros de distancia. En ese momento sintió una profunda sensación de ardor en sus genitales, que comenzaron a hincharse y tornarse morados, un signo de necrosis escrotal o ‘enfermedad carnívora’.

Se trata del primer caso de envenenamiento de los genitales por cobra. Los médicos recomiendan siempre tirar de la cadena antes de usar el baño en los puntos calientes de serpientes venenosas

Compartir