Boliviano lleva 7 días muerto por Covid-19 y no lo han enterrado

Vecinos de la ciudad boliviana de Cochabamba colocaron el sábado recién pasado en medio de una calle una carretilla con un ataúd encima envuelto en bolsas, para llamar la atención por el drama que conlleva esperar desde siete días con un fallecido por COVID-19 sin que la familia pueda enterrarlo o cremarlo.

El ataúd quedó en medio de una avenida de Cochabamba, una de las principales ciudades de Bolivia, encima de la carretilla con una bolsa negra que recubre el féretro y unas cuantas flores, con un cartel blanco que dice «Que En Paz Descanse (Q.E.P.D.) siete días, muerto por COVID-19«.

Leer también: Colombia reporta seis muertes cada hora por Coronavirus

La carretilla con el féretro está cercada con una cinta roja que dice «peligro«, para que las personas no se acerquen demasiado, mientras que un grupo de vecinos a su alrededor exige su pronto entierro o cremación.

La familia ya no puede tener el féretro en su casa por miedo a contraer la enfermedad y al no encontrar un espacio para su entierro o incineración, a causa del colapso en el cementerio y crematorio de la ciudad, decidieron sacar el ataúd a la calle en protesta y en espera de encontrar una solución.

Una de las vecinas señaló que en el barrio hay cinco fallecidos que están en la misma situación y las familias se encuentran desesperadas.