Deportes

Bochorno en la capital.

Compartir

Bochornoso es el adjetivo ideal para señalar el mal arbitraje del señor Bayardo Juárez, en el duelo entre Managua FC y Cacique del Diriangén correspondiente a la jornada 17 de Liga Primera, la victoria se la llevó el conjunto Diriambino 4 goles a 3 pero el gran protagonista del partido fue el colegiado.

Managua abrió el marcador al minuto 15 por medio de Pablo Gallego, el español lo amplió más al 21, sin embargo Maicon Santana descontó para los diriambinos al 39. En la segunda parte Bernanrdo Laureiro igualó al 55, pero Ricardo Mendieta volvió a darle la delantera a «los ediles» al 64. Hasta ahí todo estaba bien, partido entretenido de ida y vuelta, pero el gran protagonista estaba a punto de hacer presencia.

Transcurría el minuto 75, cuando Alexander Zúñiga le roba el balón a Kevin Serapio, el jugador diriambino se mete al área y al sentir un leve contacto de Camphers Pérez se hace un clavado y el árbitro señala pena máxima la cual fue transformada en gol por Luis Coronel y darle la igualdad al marcador, pero la señalización del penal inexistente no lo fue todo ya que Juárez decidió expulsar a Camphers con tarjeta roja directa, lo mejor aún estaba por llegar.

Diriangén se volcó al ataque en busca de la victoria, en un contragolpe cogen mal parada a la defensiva capitalina y Luis Coronel saca un disparo a marcó en la trayectoria de la pelota Zuñiga intenta patear el balón sin hacer contacto con este y la esférica se introduce en la red, el árbitro central lo decreta gol pero el asistente Horacio Molina le señala que Zuñiga estaba en posición adelantada cuando intentó impactar el balón. El caos se apoderó del terreno de juego, ¿es gol o es posición adelantada? Claramente el atacante diriambino intenta jugar el balón por lo cual debe ser anulada la anotación.

Juarez se acerca a Molina conversan sobre la situación y el central termina decretando la validez del gol con el cual los Caciques se llevan la victoria, La reaccion del banquillo capitalino fue de inmediata, con señalizaciones iracundas hacia el arbitraje. Managua sufrió las consecuencias de un mal arbitraje una vez más en el torneo. Con este resultado el Managua tendrá que ganarle obligadamente al Real Estelí en la última fecha y esperar que chinandega, Juventus y Deportivo Ocotal dejen puntos en sus respectivos Compromisos.

Tras el resultado surgen un millón de preguntas, tras la Bochornosa actuación de Juárez, ¿hasta cuándo los equipos dejarán de quejarse de las injusticias del arbitraje, hasta cuando la FENIFUT pondrá orden en el nombramiento de los colegiados, es más importante tener una buena condición física pero una mala aplicación de las reglas de juegos? En fin señores si nos ponemos a enumerar preguntas esta nota no tendría fin.

Compartir