Internacionales

Alcohol alterado cauda 34 muertos en una ciudad al suroeste de Rusia

Compartir

Las autoridades sanitarias rusas han confirmado que al menos 34 personas han muerto y otras 24 están hospitalizadas por consumir alcohol adulterado en Oremburg, una ciudad del suroeste de Rusia. Entre los ingresados hay siete en estado grave y cuatro de ellos conectados a un ventilador, según informa la Agencia Tass de noticias rusa.

La intoxicación se destapó cuando varias decenas de personas se intoxicaron a la vez, tras beber alcohol en la región de Oremburg. Tras saltar la alarma, se realizaron análisis a los pacientes que demostraron que el alcohol que consumieron estaba adulterado con etanol. La concentración de este químico en los fluidos corporales de los pacientes era entre tres y cinco veces superior a lo que ya sería una dosis letal.

El gobernador de la región, Denis Pasler, ha emitido un llamamiento urgente a la población para que no compre alcohol y ha agregado que hay una inspección a gran escala en las licorerías para retirar las bebidas consideradas como peligrosas. «Hasta que los resultados hayan sido finalizados, beber alcohol puede ser mortal», ha manifestado según recoge Europa Press.

Lee Aquí: Merck solicita autorización de emergencia para antiviral contra la Covid-19

Del primer balance de fallecidos, que fue de 17, se ha llegado ya a los 34 de este lunes y ya hay, al menos, un total de 67 afectados por beber ese alcohol adulterado, según ha confirmado el servicio de prensa del gobierno regional.

«A las 19:00 hora local del 10 de octubre, el número de personas envenenadas por alcohol falsificado ha aumentado a 67, treinta y cuatro de ellos han muerto. Veinticuatro personas se encuentran en hospitales, con 11 de ellos en condiciones satisfactorias, seis están a punto de ser dados de alta, siete en estado grave y cuatro conectados a ventiladores. Nueve personas están recibiendo tratamiento ambulatorio», ha dicho la institución.

Mientras tanto, la ministra de salud de la región, Tatiana Savinova, ha dicho que la mitad de los fallecidos por consumir alcohol falsificado habían muerto antes de recibir asistencia médica, el noventa y cuatro por ciento de los que fueron trasladados al hospital murieron durante las primeras 24 horas y el treinta y ocho por ciento de los pacientes tienen metanol en la sangre», escribió en la cuenta de Instagram del Ministerio.

Mientras los médicos siguen atendiendo a los afectados por la intoxicación masiva, la Policía investiga el caso y trata de encontrar a los responsables. Los agentes ya han encontrado encontraron un almacén y la instalación de producción.

Hasta el momento se han incautado más de 600 litros de ese líquido adulterado, nueve personas han sido detenidas y ocho de ellas están en prisión preventiva.

Compartir