Discurso

Palabras de la Compañera Rosario en acto del natalicio del Comandante Carlos Fonseca

Compartir

Declaraciones de Compañera Rosario
Vicepresidenta de Nicaragua
después del Acto en Conmemoración
del 86 Aniversario Natal
del Comandante Carlos Fonseca Amador
23 de Junio del 2022

Qué hermosos todos estos días, qué intensos estos días, qué llenos estos días… Llenos de Corazón, llenos de Emoción, llenos de Revolución, llenos de Cantos, de Flores, de Viento, de Luz. Llenos de Nicaragua Bendita, Digna, Soberana, Siempre Libre !

Nuestra Nicaragua, donde brilla hermosa la Paz, donde no se tiñe con sangre de Hermanos nuestras Banderas. Nuestra Bandera Azuliblanco que pretendieron enlodar algunos, nuestra Bandera Rojinegra, Siempre al Viento, Siempre al Frente, Siempre Más Allá, defendiendo el Azul, Blanco y Azul, y defendiendo la Libertad, la Dignidad, la Fraternidad, en esta Nicaragua de [email protected]

23 de Junio, Día del Padre, otra vez un abrazo a todos los Papás… 23 de Junio, Día de Carlos… Y 23 de Junio y tanto, tanto, tanto que hemos vivido, y que agradecemos a Dios por haber vivido. Somos [email protected] de haber vivido momentos tan impactantes, transformadores, evolutivos, de nuestra Historia.

Cuando uno se acerca, cuando va recorriendo estas Fechas Sagradas, és como volver a vivir aquellos momentos que nos forjaron también. Momentos culminantes, pero también momentos de forja, de aprendizaje. Porque bueno, nada nos preparaba para el Triunfo en el sentido de que, sabemos que como Seres Humanos estamos dispuestos a dar la Vida, por la Patria, por el Bienestar, por la Hermandad, pero al mismo tiempo sabemos que ese dar la Vida debe llevarnos a Tiempos Mejores.

Esperábamos el Triunfo de la Revolución, pero [email protected] Compañ[email protected] no esperaban vivirlo, y para los que vivimos esos días, y después, en nuestra inexperiencia, no esperábamos que la perversión, la maldad, la codicia imperialista se volviera a ensañar en nuestras tierras. Fueron Tiempos de gran aprendizaje…! Y para [email protected] estos días son días también para Honrar a la Sangre Santa que ha abonado nuestra Nicaragua y nuestro Corazón, y nuestra Convicción, y nuestra disposición de seguir luchando, mientras Dios nos dé Vida, Salud y Fortaleza.

Tiempos para aprender… Todos los Tiempos son para aprender, pero aquellos días, aquella Sangre Santa que caía, que se derramaba, que derramaban los perversos, en todas partes, la criminal, la genocida, la Dictadura nefasta. Aquella Sangre Santa cómo no venerarla hoy, cómo no decirle Gracias a cada [email protected] de [email protected] [email protected] y a sus Familias, cómo no sentir que su sacrificio o su entrega debe ser resarcida con más entrega y más disposición a servir a las Familias, a la Patria, para seguir caminando con Heroísmo todos los días.

Porque el Heroísmo tiene múltiples formas… El Heroísmo en las Batallas, el Heroísmo en el Trabajo, el Heroísmo en la Conciencia y la Práctica de Dignidad Nacional, el Heroísmo para reaccionar frente al Odio, con Amor. Y vencer el Odio y vencer la Muerte que hace poco querían imponernos nuevamente, y nos impusieron por un ratito.

Porque siempre en un País, en una Patria como la nuestra, y con un Pueblo como el nuestro, és imposible olvidar de dónde venimos, qué somos, cuál és la Historia que nos hace fuertes, y cómo, de presentarse esos ataques de odio, debemos enfrentarlos, y espantarlos, y extinguirlos, con Amor, Esperanza y Fé.

Eso és lo que hemos vivido y estamos viviendo, un Pueblo Digno, Grande… Cómo nos sentimos de [email protected] de ser nicaragüenses. Cómo nos sentimos de [email protected] de ser Patria Libre. Cómo nos sentimos de [email protected] de ser ese Siempre Más Allá, que todos los días nos hace amanecer [email protected][email protected][email protected] y en Victorias !

Dios está aquí en esta Nicaragua donde se manifiestan Sus Milagros. Luchar y Vencer, un Milagro. Vencer y Vencer, un Milagro. Este és un País de Fé, de Confianza en el Padre, y de Milagros, y de Portentos, Milagros y Portentos que son el Poder del Pueblo en nuestra Nicaragua. Y somos un Pueblo de Creyentes, de Devoción, en el Dios de Todas las Victorias, el Dios de Amor, el Dios de Paz, el Dios de Misericordia, el Dios de Luz, el Dios de Vida, el Dios de Verdad !

Yo en estas fechas me conmuevo mucho, porque estoy en estos Actos y estoy recordando, que és vivir. Dicen, “recordar és vivir”, siempre y cuando el Pasado no nos paralice, ni los Tiempos buenos, ni los Tiempos menos buenos, porque hay que seguir avanzando. Pero sí uno se fortalece cuando recuerda todo lo vivido en un País como el nuestro, de Sagradas Creencias, Sagradas Prácticas, y de Valentía, Vigor, Gloria sin límites !

Son estos días, y todos los días, para decirle a nuestro Pueblo cuánto nos amamos, porque el Amor se manifiesta luchando, trabajando, y siendo parte de esta Gran Familia nicaragüense, donde estamos convencidos y decididos a mantener, a defender, a resguardar el Tesoro más Grande que és la Paz, y a caminar, paso a paso, luchando, y venciendo la Pobreza.

En estos Tiempos complejos y difíciles que vive el Mundo por tantos conflictos generados, creados por los Imperios, que son el Mal, que son satánicos, que son perversos, que son diabólicos. Pero los Pueblos tenemos cada vez más Conciencia de Libertad y más Conciencia de nuestro Deber de hacer, y hacer el Bien. Y hacer el Bien significa defender nuestros Derechos, el Derecho a vivir tranquilos, seguros, trabajando, estudiando, y sobre todo con condiciones básicas para el Bienestar, para la Prosperidad.

Así que, aquí estamos, hoy 23, honrando a Carlos, el Fundador, el Visionario, el que supo ver más allá de sus límites. Esa és una metáfora y al mismo tiempo un símbolo : Más allá de sus límites físicos. Porque yo recuerdo que se decía que Carlos tenía muy limitada la visión física… Pero qué visión ! Como Revolucionario, como Militante, como Evolucionario, un Ser Especial, un Ser irrepetible en muchos aspectos.

Y cuando pensamos en Carlos y rendimos Homenaje a Carlos, decimos, un ejemplo, como ejemplo és nuestro General Sandino. Es que este País está plagado de Seres Milagrosos. Siempre hay que reconocer esa Visión Profética de Sandino, que fue capaz de vislumbrar su rol en este Plano de Vida, sin creerse Especial, sino como un Deber, el Deber de defender la Dignidad de su País, sin nada, con sus manos limpias, un Obrero, un Artesano, un Trabajador. No tenía nada, pero tenía Corazón y Espíritu, Fuerza de Espíritu, eso és lo que tenemos [email protected] nicaragüenses.

Fuerza de Espíritu genera un Zeledón. Fuerza de Espíritu describe a Andrés Castro. Fuerza de Espíritu define a nuestro General Sandino, que nos la lega, nos la hereda. Fuerza de Espíritu en Carlos ! Todos estos Héroes nuestros, que son Espíritu, van trasladando a un Pueblo que és Especial, esa Fortaleza Especial de Espíritu, que nos define, nos distingue, nos defiende, y nos hace grandes.

Nicaragua será Libre, és Libre, porque tiene Hijos e Hijas capaces de ver con el Corazón, con el Alma, con los Ojos, con la Conciencia; capaces de ver cuál es la tarea en cada momento, para Seguir Adelante, forjando las Luces de Hoy y del Futuro y, sobre todo, garantizando la continuidad de nuestra Gloriosa Historia, Historia de Soberanía, Historia de Dignidad, Historia de Triunfos. Y Vamos por Más Victorias !

Gracias, Compañ[email protected] Un Abrazo a [email protected]

Compartir