Rosario: “Todos los días se construye la paz”

Nacionales: 16/05/2018

Rosario: “Todos los días se construye la paz”

Autor: Eliezer Cruz García

La seriedad, la responsabilidad y la buena voluntad que caracteriza al Presidente Daniel Ortega y al gobierno permitirán seguir dialogando y seguir comprometiéndose con las rutas de paz que el diálogo traza, afirmó la vicepresidente de la nación, Rosario Murillo

“El diálogo es la puerta y la paz es el camino, porque es todos los días que se construye la paz”, expresó Rosario Murillo durante su alocución diaria; a su vez agradeció la Conferencia Episcopal por la invitación a ese encuentro reiterando su compromiso de continuar reconstruyendo la paz

Insistió que este viernes se estará con toda la entereza, seriedad, responsabilidad y madurez que exigen estos momentos difíciles por los cuales está atravesando Matagalpa

La vicegobernante agradeció al joven estudiante que leyó el poema escrito en la Navidad del Terremoto que destruyó Managua y donde falleció su hijo sepultado bajo las paredes de su casa de habitación en San Antonio. 

En Contexto: Se instala Diálogo Nacional

Yo agradezco que hayan leído este poema que a mí me dice muchísimo, sentimientos profundos, sentimientos de dolor (…), este poema que para mí significa mucho, es el poema que recoge el dolor de una madre y de muchas madres, que hemos perdido a nuestros hijos en distintos momentos, en distintas circunstancias”, añadió. 

Murillo manifestó que al diálogo se llegó para hablar de los agravios, de las esperanzas, y con la mejor educación, con el máximo de respeto para poder precisamente construir las condiciones para escuchar y encontrar soluciones que representen tranquilidad para las familias nicaragüenses. 

Poema: “Canción de Navidad”, A mi hijo muerto en el terremoto:

Yo camino hoy 

con el dolor del parto en cada paso 

con el vientre rompiéndose 

y los pedazos de madre 

volando sobre espacios vacíos 

yo camino gimiendo 

apretando en mis manos los barrotes 

apretando los dientes 

mordiéndome la lengua 

Voy vestida de barro 

voy cubierta de piedras y de tiempo 

tengo cara de escombros y cabellos de fuego 

llevo el dolor del parto en cada paso 

siento al hijo que brota de la sangre 

siento la piel colgando 

tengo las venas en un solo nudo 

hay un hijo derramado en la noche.