Simples trucos de respiración para lograr increíbles orgasmos

Sexualidad: 19/12/2017

Simples trucos de respiración para lograr increíbles orgasmos

Autor: Redacción Central

Miles son las técnicas que podemos encontrar en libros y en la web. Todas nos prometen alcanzar un orgasmo excepcional y algunas de veras resultan útiles. Pero, aunque seas un experto en esta temática, lo cierto es que muchos de estos ejercicios planificados suelen interponerse en mitad del acto sexual obstaculizando el fluir natural de los acontecimientos.

En este sentido, es importante observar nuestra respiración. Piensa en tus encuentros: ¿cómo respiras en el momento previo al clímax?, ¿profundamente con todo tu abdomen y parte baja o tomas respiraciones rápidas y superficiales? Aunque no lo creas, la forma en que respiramos mientras hacemos el amor puede realmente modificar nuestra experiencia.

Lea también: El sexo oral durante el embarazo podría dañar al bebé

Te invitamos entonces a conocer algunos trucos simples de respiración que pueden brindarte orgasmos fuera de este mundo.

Retener el aliento no sería aconsejable

La mayoría de nosotros solemos instintivamente retener el aliento, particularmente en el momento previo al orgasmo. Esto se da, sobre todo, por los niveles de excitación, pero también puede darse por nervios. Por ejemplo, algunas personas retienen el aliento por miedo a hacer ruidos y que los escuchen sus hijos (o los vecinos). O’Reilly afirma, que en esos minutos estamos tan concentrados que dejamos de prestarle atención al modo en que respiramos. Sin embargo, respirar de manera entrecortada y superficial (el típico jadeo) limita la cantidad de oxígeno en nuestro organismo, lo cual podría ser contraproducente.

¿Qué hacer, en cambio?

Maximizar nuestra respiración durante el sexo mejora la circulación sanguínea, lo que constituye un factor clave no solo para el momento del orgasmo, sino para generar un mayor placer durante todo el acto sexual. Según O’Reilly, «la circulación hacia la zona de los genitales es una consecuencia natural del comienzo y desarrollo del orgasmo». La experta en sexualidad recomienda entonces intentar «entrenarnos» para lograr respirar de manera profunda y, en consecuencia, realzar nuestra experiencia sexual.

Lea también: Querés sexo salvaje? Lee estos tips

No hace falta un exceso de concentración

Si buscamos vivir una experiencia sexual intensa y plena, no deberíamos colocar toda nuestra energía en pensar si estamos respirando bien o no. Forzar un orgasmo generará el efecto contrario al que deseas y es probable que incluso se obstaculice la llegada el clímax. Se trata, en todo caso, de tomar conciencia de la respiración para que podamos dejarnos fluir en ella y que esto nos permita experimentarnos al máximo a nosotros mismos y a nuestra pareja.